Nueve universidades han sufrido intentos de violación a su autonomía: Anuies

Nueve universidades han sufrido intentos de violación a su autonomía, reveló el secretario general de la Región Centro Sur de esta organización, Adolfo Pontigo Loyola. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

En lo que va del gobierno de Enrique Peña Nieto, la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (Anuies) ha registrado nueve casos de intento de autoridades estatales de violentar la autonomía de igual número de instituciones educativas, reveló el secretario general de la Región Centro–Sur de esta organización, Adolfo Pontigo Loyola.

Aclaró que dentro de estos casos no está la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT), cuyas autoridades advirtieron en varios momentos esta posibilidad, principalmente durante el gobierno que encabezó el priista Mariano González Zarur. “Que yo sepa no está incluida la UAT”, apuntó.

De acuerdo con el también rector de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH)—quien estuvo este jueves en la entidad para participar en una reunión de la Anuies–, ocho de los nueve casos de intento de violentar la autonomía universitaria se dirimieron en mesas de negociación con las autoridades estatales, mientras que una –la de la institución que dirige—tuvo que irse a los tribunales y ahora está en el ámbito de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).


“Hasta el día de hoy que estamos platicando, ha habido en la historia de este gobierno, de este sexenio de administración pública, ha habido nueve intentos de violentar la autonomía en distintas universidades, digo intentos porque han sido eso, intentos. El único caso en el que el problema no se dirimió en una mesa de negociación y que ha seguido el cauce legal en la historia de este país es el de la UAEH, de la cual soy rector”.

Explicó que la estrategia que siguió su rectorado para que se garantice la autonomía universitaria fue “utilizar el mecanismo judicial establecido para tal efecto, interpusimos un amparo, la autoridad judicial nos dio la razón. El juicio todavía no termina (…), pero la emisión de la sentencia definitiva en la primera etapa de la región judicial donde llevamos el asunto, fue categórica, las universidades públicas son autónoma como lo establece la fracción séptima del artículo tercero constitucional”.

Pontigo Loyola dijo que además de la UAEH, las universidades Michoacana y la de Baja California, “entre las que en este momento puedo recordar”, sufrieron intentos de violentar su autonomía. “En esos casos no ha habido necesidad de que haya un proceso judicial, porque las autoridades gubernamentales de cada uno de los estados han tenido la sensibilidad de reconocer algo que es evidente y público, aunque no sepa de derecho”.

Descartó que este tipo de intentos sean una tendencia de los gobiernos, pues de las casi 200 universidades que aglutina la Anuies solo se han registrado nueve casos en los últimos seis años, “pero sí es de llamar la atención que de repente queramos dejar atrás una lucha no nacional sino internacional, el reconocimiento de la autonomía”.

Sí existe de mi parte—confió–, cierta suspicacia sobre cuál es la razón por la que los gobiernos estatales pretenden meterse en las universidades, “yo no tengo la respuesta”.