No debe trastocar Ley de Seguridad Interior la privacidad de las personas: Ombudsperson

La Ley de Seguridad Interior debe ser discutida ampliamente, sobre todo para garantizar que no trastoque el derecho de las personas a la privacidad en su domicilio, consideró Víctor Manuel Cid Del Prado Pineda  presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).

En el caso de Tlaxcala no hay quejas recientes contra elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) por vulnerar derechos humanos, ni de años anteriores, pues la revisión efectuada no arroja situaciones de este tipo, afirmó el ombudsperson.

Señaló que si bien la Ley de Seguridad Interior (que otorga atribuciones al Ejército Mexicano a participar en acciones de seguridad pública) ha sido aprobada en la Cámara de Diputados federal y fue turnada a la de Senadores para su validación, consideró que hay muchos temas relacionados que deben ser discutidos.


Todavía – subrayó- la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) tiene facultades para poder intervenir, además con la posibilidad de emitir puntos de opinión, que los organismos estatales también respaldan.

La postura básicamente  gira en torno al respeto a la seguridad que cada persona debe tener garantizada en su propio domicilio, a que se acate la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, acentúo.

Remarcó que este es el primer punto a analizar, el del respeto fundamental a la privacidad “y a poder estar seguro en el hogar. De acuerdo a la Declaración Universal de los Derechos Humanos hay cosas que son tuyas y estás en la privacidad”.

Víctor Manuel Cid Del Prado Pineda insistió en que esta norma que legaliza la presencia de la milicia en las calles, se debe discutir con mayor amplitud y ser mejorada, como resultado de un estudio más profundo.

En Tlaxcala la intervención de militares en cuestiones de seguridad pública “no es tan fuerte como en otros estados de la república, donde incluso la integridad de los presidentes de las Comisiones de Derechos Humanos es resguardada” por  corporaciones policíacas, anotó.

Remarcó que en esta entidad aún existe un ámbito de paz, comparativamente con otras del país, pues – abundó- en lo personal “me siento tranquilo y hago mi vida normal, como todos los tlaxcaltecas”.

El ombudsperson afirmó que la CEDH ha mantenido comunicación con la XXIII Zona Militar y que ha trabajado varios temas de capacitación.  Siento que en mi estado (el Ejército) no es un problema hasta el momento”.