No todo es miel sobre hojuelas

El triunfo avasallador de Andrés Manuel López Obrador en los comicios del pasado 1 de julio y, de manera coyuntural, de los candidatos de la coalición Juntos Haremos Historia en los otros cargos en disputa en Tlaxcala no ha dejado como saldo un ambiente de miel sobre hojuelas entre los dirigentes de los partidos aliados, ni tampoco en quien será la coordinadora estatal de los programas de desarrollo.

Para empezar, el inquilino de Palacio de Gobierno se resiste a establecer diálogo con la diputada federal y próxima coordinadora de los programas de desarrollo, pues el mandatario demanda diálogo directo con el próximo presidente de la República y con los funcionarios del gabinete federal.

El gobernador se ha acercado a Zoé Robledo a fin de evitar a Lorena Cuéllar, incluso la reunión gestionada por Joel Molina Ramírez para el jueves 6 de septiembre entre ambos, no se concretará.


Ya que citamos a Molina Ramírez, es una realidad que su actuar, después del triunfo de AMLO, no es bien vista por las huestes morenistas, al grado que ya anhelan que el tiempo pase lo más rápido posible para que se lleve a cabo la renovación de la dirigencia estatal.

Y en congruencia con las políticas de austeridad anunciadas por López Obrador, es oportuno preguntar a los diputados de Morena, PT y PES si estarán dispuestos a reducir su dieta en el Congreso local, tal como lo hará el presidente de la República cuando asuma el cargo. ¿Aceptarán el dinero que se entrega en cada Legislatura para adquirir un vehículo nuevo con cargo al dinero del pueblo? El propio coordinador de Morena renunciaría a su pensión que recibe del gobierno del estado como una decisión de congruencia política una vez que se retire la pensión a los ex presidentes de la República y en caso de que se incorpore a la administración federal.

Y como colofón, los líderes del PT y PES en Tlaxcala también andan con una actitud de grandeza y eso en nada abona a los ideales de López Obrador de ser servidores del pueblo. El acceso al poder de los actores de estos partidos apenas empieza, hay que esperar a conocer su capacidad para cumplir lo prometido por el tabasqueño y si la ambición por copar espacios en el sector público no los ciega.