No hay quejas sobre casos de extorsión a jornaleros agrícolas, afirma Vargas

En lo que va del año, el Sistema Estatal de Promoción del Empleo y Desarrollo Comunitario (Sepuede) no ha recibido quejas ni denuncias sobre casos de extorsión a tlaxcaltecas que intentan ser contratados como jornaleros agrícolas en Canadá o Estados Unidos, afirmó el titular de esta institución, Luis Vargas González.

Sin embargo, el funcionario refirió que aun cuando no existan señalamientos en este sentido por parte de la ciudadanía, “no dudo –indicó- que haya situaciones complicadas”.

En 2017 se recibieron alrededor de cuatro quejas, pero estas “no llegaron a denuncias”. El motivo de la inconformidad fue la solicitud de dinero para la realización del trámite correspondiente al Programa de Trabajadores Agrícolas México-Canadá  (PTAT).


“Sin embargo, las personas no denunciaron, obviamente porque muchas de ellas eran corresponsables en los temas y se prestaban a eso”, subrayó.

Reiteró que todos los trámites relativos al PTAT son gratuitos, pero se deben cubrir requisitos, como los de realizar exámenes, acudir al consulado y estar en una lista de espera, que actualmente es de mil 700.

Asimismo, recordó que debido a la cantidad de aspirantes se incorporaron otros oficios, como empaquetado de pescado, jardinería, servicio doméstico, carpintería y herrería, a fin de abrir otra ventana de oportunidad, tanto en Canadá como Estados Unidos.

Una de las requisiciones es dominar por lo menos en 50 por ciento el idioma inglés, para que sea entendible y se pueda establecer una comunicación. Los sueldos son desde 30 mil hasta 120 mil pesos; hay quienes ganan ocho dólares por una hora pero pueden obtener hasta 16.5 dólares, expuso.

También puntualizó que a raíz de la demanda registrada, la convocatoria se expandió a profesionistas para Alemania, Francia y Estados Unidos, en las áreas de mecatrónica, sistemas computacionales, ingeniería industrial y cuidados a la salud. En este caso deben hablar inglés en100 por ciento, y para la última de estas materias, el alemán.

Reiteró que las personas que se encuentran en lista de espera recibirán capacitación y motivación para que no solo busquen una contratación como jornaleros agrícolas sino también en otros oficios.

“Para eso existe el Instituto de Capacitación para el Trabajo, si no cuentan con adiestramiento se les brindará”; aunque el certificado no tiene validez internacional, el interesado puede mostrar habilidades para desempeñarse en esos países.