No hay condiciones para subir de un golpe salarios en el sector de autopartes: SDU

El secretario general del Sindicato Diálogo y Unidad (SDU), Eduardo Vázquez Martínez consideró que en este momento no hay las condiciones para subir de un golpe los salarios en el sector de autopartes, tal como se estableció en el acuerdo comercial entre México y Estados Unidos en el sentido de que entre 40 y 45 por ciento del contenido de un automóvil sea hecho por trabajadores que ganen al menos 16 dólares por hora.

En cambio, observó que lo que sí se puede hacer es fortalecer los salarios y prestaciones en este sector a partir de la calidad, productividad y capacitación que tienen los trabajadores, todo ello de manera coordinada y con base en el marco jurídico laboral de México, “pero estamos muy lejos de lo que se paga en Estados Unidos y Europa… veo que sí es necesario reducir esa brecha salarial, pero no podrá darse de un solo golpe, definitivamente no hay esas condiciones”.

Vázquez Martínez mencionó que la firma del acuerdo comercial entre México y Estados Unidos ha modificado las condiciones en las que trabajan las empresas del sector autopartes y se espera que sobre la marcha Canadá pueda reincorporarse a la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) para tener un panorama similar a como se venía laborando.


“El hecho de que a las autopartes que se fabrican en México les pongan más condiciones para entrar al mercado norteamericano impacta de manera negativa porque seguramente se venderán menos piezas en relación con lo que se estaba produciendo”.

Refirió que en este momento, sin que haya obrado alguna otra situación, “traemos 4.1 por ciento menos de afiliación al sindicato, lo que significa 165 empleos menos en los últimos dos meses en cinco empresas. Esta situación no se ha había dado en los últimos años; al contrario, siempre teníamos un crecimiento en el sector autopartes. Previo a esta medida, se agotaron las vacaciones de los agremiados y en virtud de que no estaban pidiendo más volúmenes de producción, se dejó de renovar el contrato al personal eventual que son jefes de familia y dejan de percibir un salario seguro cada semana”.

Insistió que el panorama laboral depende de los volúmenes de producción y aunque hay a futuro la proyección de que habrá más ventas, “la verdad es que algunas líneas de diferentes firmas automotrices han venido recortando el número de partes que solicitan y no pueden en este momento sostener trabajadores si no hay producción”.

Señaló que a los trabajadores se les dio su liquidación y se les pagaron sus prestaciones, “pero sí me preocupa que los volúmenes estén a la baja durante julio, agosto y septiembre, espero que entre octubre y noviembre haya un repunte, pero no depende del sindicato y de la empresa, depende del mercado en general de cómo se comporten los volúmenes de venta”.

Confió en que haya un reacomodo en el mercado automotriz para que repunten los pedidos de autoparte.