No ha recibido IAIP denuncias por mal uso de datos personales por parte de partidos

En lo que va del proceso electoral vigente, el Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales (IAIP), no ha recibido ninguna denuncia por el mal uso de datos de particulares por parte de partidos políticos, afirmó la presidenta de este órgano, Marlene Alonso Meneses.

Refirió que la sociedad debe ejercer el derecho de proteger sus datos personales, no solo en este tipo de casos en los que pudiera estar involucrada alguna fuerza política, sino de cualquier institución u organismo público que los utilice en forma inadecuada.

Expuso que en ocasiones se piden datos de manera excesiva para la realización de un trámite y que no son necesarios, por lo que ante una situación de esta naturaleza, recomendó acudir al Instituto a denunciar.


En aquellos casos en los que quieran ejercer sus Derechos Arco (acceso, rectificación, cancelación y oposición), por ejemplo, ante partidos políticos para hacer alguna corrección en cuanto a su afiliación y si les es negado, también pueden recurrir al IAIP, indicó.

Agregó que frente a circunstancias en las que la información de carácter personal sea utilizada sin acatar la ley, el afectado podrá promover un recurso de revisión.

Pero reconoció que aún es necesario avanzar más en socializar este derecho, por lo que el IAP ha realizado campañas en torno a este tema, en las cuales se han distribuido calcomanías en unidades de transporte público, para que la población conozca que hay una instancia a la que puede acudir.

A través de sistemas electrónicos, como el de la página oficial del Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales de Tlaxcala, también es otra vía para presentar una denuncia o un recurso, añadió.

Insistió en que hay que ejercer este derecho “y hay que empoderarnos para que podamos garantizarlos, pero sobre todo que los sujetos obligados (dependencias, organismos y partidos), cumplan con la ley”.

La forma en que los particulares hagan valer sus derechos y se dirijan hacia esos entes públicos, obviamente estos van a atender mejor en este tema. Asimismo, anotó que el hecho de no existir denuncias no significa que el mal uso de datos no se practique. “Desconocemos si hay o no una vulneración, lo que sí es que no hay quejas”.

Si el particular considera que la requisición de datos personales no la amerita el servicio que demanda, lo recomendable es que no los proporcione y que lo denuncie, dijo.