No ha definido SCT si presentará denuncias penales por bloqueo de carreteras en Michoacán

El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza anunció que esta dependencia no ha definido si presentará denuncias penales por el bloqueo de carreteras en el estado de Michoacán.

Entrevistado al término del tercer informe ciudadano del gobernador de Tlaxcala, el priista Mariano González Zarur, el funcionario federal dijo que “estos casos deben analizarse uno por uno, en un momento dado si tenemos conflictos sociales creo que deben analizarse a la luz del conflicto social y no a la luz de la penalidad… si se trata de acciones de mala fe, de hacerle daño a terceros, desde luego que lo presentaremo”, apuntó.

Por su lado, el presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional (PRI), César Camacho Quiroz calificó la nueva estrategia del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto para combatir el crimen organizado en Michoacán como una “muestra de firmeza y legalidad, ya que nadie puede buscar justicia por su propia mano”.


Mencionó que el esfuerzo del gobierno federal por preservar la legalidad en el país requiere de la coordinación de todas las corporaciones de seguridad y de todas las autoridades, a efecto “de ir de la mano con firmeza porque el interés superior es la estabilidad de un estado (Michoacán) que tiene extraordinarias condiciones para el crecimiento y cuya vida cotidiana se ha ensombrecido por todas estas manifestaciones que son de interés de todos los mexicanos”.

Camacho Quiroz consideró que la estrategia de seguridad del gobierno federal debe enfocarse en medidas que vayan acordes a la realidad de cada entidad, pues la situación que vive Michoacán es “excepcional y como tal está siendo tratada”.

Confió en que la firmeza y decisión en el despliegue de esta política de seguridad devuelva a Michoacán la paz y el orden para detonar la paz y el orden a los michoacanos.

“Los grupos de autodefensa, incluso pudiendo tener buena fe en su intención, no pueden estar al margen de la ley y no pueden portar armas de uso exclusivo del Ejército ni cometer delitos aun cuando su esfuerzo pueda ser loable, porque no puede ser permitido en un Estado de derecho y democrático”, anotó.

Puntualizó que el Estado debe trabajar para que estos grupos de autodefensa depongan las armas en la hipótesis de que puedan tener buenas intenciones.

La atención del problema de Michoacán es una prueba más de las que cotidianamente se enfrentan las instituciones y en este espacio los políticos tienen que sumar actitud positiva porque se trata de bienes jurídicos y políticos superiores, ya que está de por medio la estabilidad de México y todos deben cerrar filas.

Descartó que el caso de Michoacán se trate de una guerra civil, en virtud de que en México no hay guerra civil, lo que hay  son actos delictivos que están siendo combatidos con eficacia, con la ley en la mano y con suficiente firmeza.

En tanto, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera dijo que todas las autoridades trabajan por preservar la paz en el país y en sus respectivas regiones, por lo que asentó que es necesario trabajar con orden en las instituciones y con el uso de la ley.

A su vez, Emilio Gamboa Patrón, coordinador de la fracción parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional en el Senado de la República, reconoció que la situación del estado de Michoacán “no va a cambiar de la noche a la mañana; va a llevar tiempo”.

Señaló que ya se tomaron las decisiones oportunas y correspondientes al firmar un acuerdo de coordinación entre los gobierno federal y estatal, por lo que –abundó– “estoy seguro que vamos a salir adelante en aquella entidad”.

El senador refirió que el gobierno federal ya tomó esa decisión, de ahí que se solidariza “profundamente con ella. Yo creo que lo que los michoacanos quieren es vivir en paz y tranquilidad”.

Pero el legislador priista abundó que el gobierno federal con el apoyo del estatal y de los municipios, debe hacer un esfuerzo para sacar adelante a Michoacán, donde las fuerzas federales asumieron la seguridad en Tierra Caliente.

El pasado lunes, secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong emplazó a los grupos de autodefensa a regresar a sus lugares de origen y reincorporarse a sus actividades cotidianas, en tanto las fuerzas federales, en coordinación con las autoridades estatales, se hacen cargo de la protección y seguridad de los habitantes de la Tierra Caliente.

Después de firmar el acuerdo de coordinación para el apoyo federal a la seguridad en esa entidad con el gobernador Fausto Vallejo Figueroa, el funcionario federal sostuvo que se aplicará la ley de manera “rigurosa e indiscriminada” y no habrá tolerancia para quien sea sorprendido armado sin autorización.

En su discurso, pronunciado en Palacio de Gobierno, subrayó que los delincuentes deben recibir el trato que la ley dispone y en ese sentido no habrá ninguna consideración por el Estado mexicano. “No hay espacio alguno ni para la tolerancia ni para la complacencia”, advirtió.