Necesario, definir quién asumirá costos de cobertura total en educación superior: González

El rector de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT), Luis Armando González Placencia calificó como buena la propuesta del presidente electo Andrés Manuel López Obrador de garantizar la cobertura total en este nivel de enseñanza, sin embargo, observó que para ello es necesario definir quien asumirá los costos que implicarían concretar que no haya rechazados en las instituciones de educación superior públicas del país.

En rueda de prensa, el funcionario recordó que existe una jurisprudencia emitida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en el sentido de la necesidad de elevar la gratuidad de la educación hasta el nivel universitario, pero es un tema que deberá ser analizado en los foros de consulta que organiza el equipo de transición del mandatario electo en materia educativa.

En su oportunidad, López Obrador planteó, sin detallar como lo hará, que durante su gobierno –que entrará en funciones el próximo 1 de diciembre—no habrá rechazados en las universidades y además anunció que se otorgarán 300 mil becas a alumnos que cursan ese nivel de enseñanza.


“Como idea es muy buena, hay precedentes en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, particularmente con la Universidad Nicoalita, de que hay la necesidad de elevar la gratuidad hasta el nivel universitario, pero por supuesto la educación tiene costos y alguien tiene que asumir esos costos”, observó.

González Placencia confió en que en la denominada Cuarta Transformación de la República mexicana que propone López Obrador “se tenga en cuenta que parte de esos costos le corresponden al Estado, una parte mayoritaria, tanto en el nivel federal como en el nivel local. Entonces, dependeremos de que haya los fondos suficientes”.

Además de buena propuesta, el también ex secretario Académico de la UAT expuso que la cobertura total es una aspiración universitaria “absolutamente legítima y ojalá pudiéramos llegar a un momento en el que nadie tuviera que pagar por su educación universitaria”.

Indicó que este tema, entre otros, es analizado en los foros de consulta que se están llevando a cabo en el país a cargo del equipo de transición del presidente electo para la elaboración de una nueva propuesta en materia educativa –la cual sustituiría a la reforma educativa implementada en el gobierno de Enrique Peña Nieto.

En este sentido, el también ex ombudsman de Ciudad de México –quien rechazó tener una buena relación con Marcelo Ebrad, próximo canciller en el gobierno de López Obrador–anunció que la UAT será la sede del foro que se lleve a cabo en la entidad, aunque no precisó la fecha de ello.

Este lunes, González Placencia dio su primera rueda de prensa desde que asumió el cargo de rector de la UAT el viernes antepasado ante la renuncia de su antecesor, Rubén Reyes Córdoba.

Adelantó que realizará un diagnóstico sobre las fortalezas y retos que enfrenta actualmente la UAT y con base a ello elaborar su Plan de Desarrollo Institucional.

“Ya he platicado con mis colegas de la estructura universitaria para que hagamos una evaluación rápida del plan de desarrollo que estaba vigente hasta hace unos días, bajo tres ejes fundamentales, uno es consolidar lo que se ha hecho en la universidad y se ha hecho bien, llevar a buen puerto aquellos proyectos que están caminando y tienen que concluirse”.

Otro eje tiene que ver con la innovación, por lo que se revisará qué estrategias tecnológicas pueden aplicarse para facilitar trámites y procesos administrativos y generar condiciones que permitan a los alumnos tener una mejor comunicación con las autoridades universitarias.

Un tercer eje tiene que ver con la proyección de la UAT. “Tenemos que pensar bien cómo hacer que lo bueno que se hace aquí en la universidad, que es mucho, se conozca afuera, no solamente en la región, sino en el país y de manera internacional”.

En el caso del presupuesto del próximo ejercicio fiscal, indicó que su elaboración será con base al plan de desarrollo institucional que comenzará a ser diseñado a partir de esta semana, pues “no queremos improvisar, esto va ser un proceso participativo y a partir de ahí iremos construyendo el plan de desarrollo y este será vinculado con el presupuesto que entregaremos al Congreso de la Unión”.

González Placencia advirtió que insistirá ante la administración estatal que encabeza el priista Marco Antonio Mena Rodríguez que cubra el adeudo de 264 millones de pesos que mantiene el gobierno estatal desde hace siete años, derivado de los porcentajes que ha dejado de entregar a la universidad como parte del convenio de subsidio firmado con la Federación.

Dijo que esa deuda no es con la UAT en sí, sino “con lo que la universidad representa en sí, no podemos hablar de condonación, no podemos hablar de desistir, de seguirle al gobierno que cumpla con su compromiso. Es una obligación constitucional y seguiremos insistiendo para que el gobierno estatal sigua cumpliendo con la parte que le corresponde con relación al presupuesto universitario”.

Respecto de la relación que establecerá su rectorado con la administración estatal –la cual ha sido de distanciamiento desde el sexenio del priista Mariano González Zarur–, refirió que la UAT está abierta al diálogo, “cuando el gobierno lo proponga podremos tener una reunión. Con el gobierno federal vamos a tener un contacto pronto con motivo de los foros (de educación) que se van a organizar”.