Minimiza Noé Ortiz cambios de personal en bibliotecas municipales

Minimiza Noé Ortiz cambios de personal en bibliotecas municipales. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

El coordinador estatal de Bibliotecas Públicas, Noé Ortiz González minimizó que las autoridades municipales contraten o despidan a personal de las bibliotecas que operan en sus respectivas demarcaciones, pues expuso que la ley faculta a los ediles para realizar esos movimientos.

Abundó que en caso de que nuevas personas sean contratadas por los ayuntamientos para laborar en las bibliotecas, la Coordinación Estatal que encabeza procede a darles capacitación permanente sobre el manejo de los materiales y los servicios que se brindan en estos espacios.

Si bien no precisó las cantidades, Ortiz González informó que parte del personal que labora en las 139 bibliotecas que conforman la Red Estatal es pagado por la administración local, otro tanto por los ayuntamientos y un porcentaje más es contratado bajo el régimen de honorarios por este nivel de gobierno.


Hay una colaboración compartida con las autoridades municipales, hay personal pagado por el estado y personal cuyo salario lo cubre el ayuntamiento, también hay personal contratado por honorarios por parte de los municipios, hay una conjunción de recursos que permite que las bibliotecas estén trabajando y estén abiertas.

De acuerdo con el funcionario estatal, hasta el momento las autoridades de los 60 municipios de la entidad “están cumpliendo con su parte, en ese sentido no hay ninguna queja, pues las autoridades tienen su propio acuerdo con el personal, ellos deciden qué montos se les paga o lo que tienen que cobrar, ahí no hay ningún problema”.

No obstante, refirió que es común que con el cambio de administración municipal se modifique la plantilla de las bibliotecas de esas demarcaciones, “se tiende a hacer cambios de personal, creo que es un proceso natural en todo cambio de autoridades, en toda modificación estructural de la parte administrativa que tiene la misma presidencia municipal y ahí nosotros no tenemos ninguna injerencia”.

Las autoridades, abundó, tienen la decisión de poner y quitar al personal que ellos consideren, según si son contratados por honorarios o son de confianza, de acuerdo a la ley, ellos tienen la facultad.

Aseguró que todo el personal que llega a formar parte de la Red Estatal de Bibliotecas, llámese municipal o de base, recibe capacitación permanente, pues “esa es una constante tanto de la Coordinación como de la Dirección General de Bibliotecas. Todos estamos inmersos laboralmente en el mismo grupo, todos hacemos el mismo trabajo colectivo para el beneficio social que tiene la biblioteca pública”.