Afectadas más de 33 mil hectáreas forestales por plagas y enfermedades

Haide Gisela Lucero Zepeda, gerente estatal de la Conafor, acentuó que las plagas y enfermedades son consideradas uno de los principales factores de disturbio de los bosques, al causar deformaciones, pérdida de crecimiento, deslizamiento y muerte de arbolado. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

Más de 33 mil 200 hectáreas, que representan alrededor del 40 por ciento de la superficie de bosque del estado, son afectadas por plagas y enfermedades, principalmente por plantas parásitas cuyo daño se ha generalizado en todo el territorio y tornado grave, evidencia un diagnóstico de la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

Frente a este escenario y con el propósito de proteger y conservar los ecosistemas forestales del país, el año pasado esta institución implementó mecanismos específicos para la prevención, control y combate de contingencias ambientales, causadas por plagas y enfermedades e incendios forestales, lo cual dio origen a brigadas comunitarias de sanidad, informó Haide Gisela Lucero Zepeda, gerente estatal de la Conafor.

En Tlaxcala operan cuatro brigadas de sanidad forestal, encargadas de monitorear, detectar,  diagnosticar, combatir y controlar esos males en las zonas de mayor incidencia. Estos grupos priorizarán acciones de tratamiento de plantas parásitas, roya y epífitas.


Para la integración, equipamiento y operación de esos órganos, entre 2016 y 2017 la Conafor habrá invertido cerca de 5 millones 800 mil pesos, de los cuales el año pasado se ejercieron 4.6 millones para realizar podas, derribos y tratamiento químico.

Ello en atención a los principales problemas de sanidad reportados en los municipios de Atltzayanca, Atlangatepec, Calpulalpan, Chiautempan, Emiliano Zapata, Hueyotlipan, Ixtacuixtla, Nanacamilpa, Panotla, San Lorenzo Axocomanitla, San Juan Totolac, Tlaxcala, Tlaxco, Terrenate, Zacatelco y Zacualpan,

Integran brigadas de sanidad en Tlaxco y Atltzayanca

En este año el monto es de un millón 200 mil pesos, por lo que este miércoles la Conafor signó los convenios de “Brigadas de Sanidad Forestal” con Tlaxco y Atltzayanca, en un acto celebrado en el edificio del ayuntamiento del primero de éstos.

Les otorgó 839 mil 600 pesos para la ejecución de labores durante un periodo de cuatro meses por parte de 20 personas beneficiadas, ya que trabajarán directamente en esos municipios y la región centro–sur, a través de la Asociación de Silvicultores, por lo que recibieron equipo y herramientas.

Haide Gisela Lucero Zepeda acentuó que las plagas y enfermedades son consideradas uno de los principales factores de disturbio de bosques, al causar deformaciones, pérdida de crecimiento, deslizamiento y muerte de arbolado, pero –añadió– con acciones coordinadas entre los tres niveles gobierno y sociedad, “es posible trabajar a favor de esos recursos” naturales.

Gardenia Hernández Rodríguez, alcaldesa de Tlaxco, agradeció el apoyo de la Conafor para rescatar uno de los pulmones más importantes asentados en esta región, donde se han registrado 46 incendios al inicio de 2017, los cuales afectaron 49 hectáreas de bosque y 13.5 de cerril y pastizales.

De ahí –subrayó– la relevancia de este convenio para reforzar las medidas de prevención y cuidado. En el mismo sentido se pronunció Noé Parada Matamoros, edil de Atltzayanca, quien resaltó que se han enfrentado diversos problemas en la materia, principalmente por incendios, agudizados por el periodo de sequía.

Afecta plagas parques de zonas urbanas: CGE

Efraín Flores Hernández, titular de la Coordinación General de Ecología (CGE), expuso que “hay una enorme” preocupación del gobierno estatal sobre este tema, por lo que esta inquietud debe ir más allá de los bosques, ya que en parques públicos de zonas urbanas también hay dificultades, pues son atacados por plagas, como el gusano del muérdago.

Un diagnóstico de la Conafor muestra que el año pasado, por plagas y enfermedades, las zonas con mayor afectación se concentraron en Ixtacuixtla, Terrenate y Tlaxco, con 916 hectáreas, principalmente, por plantas parásitas.

Sin embargo, en la actualidad más de 40 por ciento de la superficie forestal es perjudicada por plantas parásitas y epífitas, sin dejar de lado el gusano descortezador, los cuales son monitoreados de manera constante para evitar un crecimiento en la población.

Esa especie de gusano está presente, “pero acorralado”, en regiones de Tlaxco, Atltzayanca, una parte del Parque Nacional La Malinche, Nanacamilpa y Calpulalpan, puntualizó Luz Olivia Muñoz Cabrera, enlace de sanidad de la Conafor.

Al mantener las áreas bajo un proceso de supervisión, los tratamientos se aplican en forma rápida, ya sea a través del derribe del árbol, descortezado y fumigado, a efecto de retirarlo para que el resto del bosque no sea dañado, indicó.

“Pero no solamente es tirarlos, ya que hay que pedir un permiso a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), de acuerdo con la ley, para que ésta notifique “y se pueda llevar a cabo ese mecanismo”.

Ello implica que esa dependencia instruirá la plantación de determinado número de árboles, que en promedio es de 30 por cada uno que se echa abajo.

Vigilan cinco áreas

Las especies más afectadas por estas plagas y enfermedades son Pinus Ayacahuite, Pinus Rudis y Ábidus Religiosa, aunque lo son más por plantas parásitas, cuyo daño –advirtió– se ha generalizado en toda la entidad.

También son localizadas en áreas agrícolas y en parques, por lo que se trata de atacarlas en este momento, ya que puede considerarse como grave el grado de daño. “La mayoría de personas dice: sobrevive el árbol y lo dejan para después, y cuando ven la infestación es de más de 50 por ciento”, enfatizó.

Sostuvo que no se han registrado pérdidas por muerte de vegetación, debido a que estos problemas se han controlado y “en cuanto se detecta un brote, se ataca inmediatamente”. Conafor efectúa una vigilancia particular en Atltzayanca, Tlaxco, Nanacamilpa, Calpulalpan y La Malinche. La superficie forestal del estado es de 83 mil hectáreas.

Conafor atenderá mil hectáreas en 2017

Por su parte, Lucero Zepeda comentó que la convocatoria del Programa Nacional Forestal (Pronafor) 2017 se encuentra abierta del 19 de enero hasta el 31 de octubre, sobre mecanismos específicos para la prevención, control y combate de contingencias ambientales, causadas por plagas y enfermedades e incendios forestales.

La meta para este año es atender mil hectáreas con una inversión de 1. 2 millones de pesos. Los solicitantes deben contar con un asesor técnico con registro forestal nacional o certificado en sanidad; ingresar informe fitosanitario; notificar el saneamiento ante la Semarnat y presentar solicitud de apoyo económico, entre otros requisitos.