Mientras se toman en serio su función

Con los cambios que se han generado y que se seguirán llevando a cabo, como lo aseguró el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez, se dejan muchos cuestionamientos sobre el actuar de los funcionarios al frente de las dependencias y, sobre todo, cuándo comenzarán a desarrollar las tareas que son necesarias para hacer frente. Mientras se ocupa por pedir lealtad a su partido, favorecer y apoyar candidaturas, aunque esto implicara el abandono de sus funciones, el gobierno deja de lado las omisiones en las que han incurrido en este año y medio.

Mientras tanto, dentro de estos grandes pendientes se ha mantenido una respuesta de simulación ante la solicitud de Alerta por Violencia de Género (AVG) para Tlaxcala por Violencia Sexual y Trata de Personas, dejando pasar por alto las situaciones de riesgo en las que se encuentra constantemente la ciudadanía, principalmente las mujeres, para quienes este mecanismo dirige sus impactos y que no se han asumido de manera comprometida. De las tres personas que han ocupado el cargo de titular en la Secretaría de Gobierno, ninguna ha tenido una postura al respecto, con el fin de favorecer a la disminución de la violencia que vivimos las mujeres, minimizando los 24 feminicidios que van en esta administración, iniciando la investigación por este delito únicamente en tres casos, de los cuales aún no hay ninguna sentencia.

Así como otras problemáticas y realidades que han requerido estrategias desde el enfoque de derechos humanos y la perspectiva de género mínimamente, así como su relación que tienen con la vulneración de otros derechos sobre todo en niñas, niños, mujeres y adolescentes que son las principales víctimas y que no se toma en cuenta la interseccionalidad para impactar en las diferentes realidades y que corresponde a esta figura.


Es pertinente cuestionarle tanto a quienes han dejado la Secretaría de Gobierno como la Procuraduría sobre los impactos que tuvieron sus acciones en tan poco tiempo, pues los últimos cambios han sido de procurador a secretario de Gobierno, y en ninguno de estos casos han comparecido para rendir cuentas a la ciudadanía, ya que es un puesto designado por el gobernador, pareciera que nada deben a la población tlaxcalteca, quienes vivimos con incertidumbre debido a la gran inseguridad que se mantiene y que son temas relegados a últimos términos.

Ayer 11 de julio fue localizado el cuerpo de otra mujer en un terreno con signos de violencia; este, como los demás, no es caso aislado, es producto de la falta de contundencia para tratar este delito, no sólo es la visible falta de capacitación en el tema, sino una falta de voluntad y compromiso para atender las violencias extremas que se ejercen contra las mujeres, lo que implica una grave omisión para el acceso a la justicia. Mientras investigan como un homicidio, están perdiendo de vista importantes pruebas que permitan acreditar el feminicidio, pero además no dan ninguna respuesta a sus familias, negando la reparación del daño, que en estos casos es irreparable.

Mientras se toman en serio sus obligaciones como funcionarios públicos y reparan en comprender realmente la situación de desigualdad y violencias que se vive en el estado de forma normalizada, así como en generar estrategias efectivas para garantizar una vida libre de violencia hacia las mujeres, hay niñas y adolescentes que están siendo acosadas, niñas y mujeres que están llevando a término embarazos no deseados a causa de la violencia sexual y la falta de aplicación de la normatividad en la materia, niñas y adolescentes que siguen siendo desaparecidas, víctimas de explotación sexual.

Señor gobernador, no se trata de pedir cuentas o lealtad a un partido, no se trata de “ahora sí” pedir cuentas y resultados, pues el tomar el puesto que hoy ocupa le obliga a garantizar que quienes ocupan la titularidad de las instituciones tengan la capacidad necesaria para garantizar todos los derechos de las personas de quienes representan. El mecanismo de AVG es necesario para el estado porque el discurso por quienes han ocupado la Secretaría de Gobierno ha sido el mismo, negando con ello la posibilidad de generar cambios estructurales a fin de garantizar el bien estar para las mujeres en todos los ámbitos.

Rita Segato refiere que la violencia letal sobre la mujer es un síntoma de la sociedad, la impunidad en los delitos de género también ha sido un claro ejemplo del tipo de sociedad en la que nos encontramos inmersas en el país y en el estado, pero que no podemos mantener la normalización, pues las expresiones de violencia han ido en aumento a nivel nacional y esto amerita poner atención en cada uno de los casos que se presentan, sin esperar a que alcancen cifras como en otros estados.

Sin duda es importante el seguimiento al desempeño del funcionariado público y si son necesarios cambios para garantizar resultados positivos, que se hagan, pero preocupa que se hagan después del resultado de las elecciones y el impacto que esto trajo para el partido tricolor, pareciendo que obliga a dar resultados ahora sí, aunque al momento se desconoce de qué manera favorecerá este nuevo cambio para Tlaxcala y los que vendrán, sobre todo cuando no se garantiza la perspectiva de género y no se mantengan las grandes omisiones a estas problemáticas o, en su caso, las simulaciones que en nada abonan al derecho de las mujeres a vivir libres de violencia y de toda discriminación.