Mena modificará “de tajo” forma de trabajo en su administración; anticipa cambios

A cuatro días de la derrota electoral de su partido, el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez sostuvo que las actitudes patrimonialistas y aspiraciones dinásticas, de apellidos o linajes quedarán atrás; amonestó a sus funcionarios por falta de compromiso y deslealtad con el ciudadano; anunció cambios en el gabinete y ofreció modificar  “de tajo” la forma de trabajo de su administración.

El mandatario convocó a integrantes de los Poderes Legislativo y Judicial, a miembros de su gabinete, a alcaldes, a dirigentes de partidos aliados al suyo en las elecciones, a empresarios y a deportistas, así como a las y los candidatos de la coalición Todos por México (PRI-PVEM-Panal) vencidos por Morena en las urnas, a escuchar la forma en que observa la nueva condición política de México, a raíz de la elección del 1 de julio y la manera en que actuará en consecuencia desde el gobierno de Tlaxcala.

Expuso que hay un nuevo mapa político en el país, el cual refleja cambios profundos y que la jornada electoral “reveló el agotamiento” de muchas estructuras, actitudes y formas de la política, por lo que este es un momento de reflexión y de decisiones.


El priista lo atribuyó a que muchos factores históricos de la política mexicana mostraron estar exhaustos o fuera de uso, como el sistema de partidos, y señaló que la elección del domingo pasado “es punto de partida de un camino diferente para México, que no habíamos conocido antes.  La mayoría decidió, aunque votó todo México”.

Expuso que quedó claro “que hay muchas cosas a las que la gente dijo enfáticamente que ya no y eso incluye a quienes votaron por una opción u otras. “Reconocer las transformaciones de la realidad es función primordial del gobierno, las entiendo y actúo en consecuencia”. Afirmó que no va a eludir ni a ignorar  las nuevas condiciones, “al contrario, nos vamos a adaptar con éxito”.

Ante el público -entre el que solo se encontraban los ex gobernadores Tulio Hernández Gómez y Samuel Quiroz de la Vega, pues José Antonio Álvarez Lima  (triunfador de la elección de Senadores por Morena), Alfonso Sánchez Anaya (seguidor de Andrés Manuel López Obrador), Héctor Ortiz Ortiz (diputado local del PAC) y Mariano González Zarur (su antecesor) nunca llegaron al Centro de Convenciones-, planteó cómo hacerlo.

“Vamos a dejar atrás en definitiva actitudes patrimonialistas, aspiraciones dinásticas o de apellidos o linajes como criterio. Añadió que se aprovechará este momento “histórico” para México, “para hacer de Tlaxcala un lugar de reconocimiento al mérito, a la capacidad personal y familiar de luchar por algo, con dignidad y respeto a uno mismo y a todos”.

Uno de los primeros aplausos en torno a su mensaje estalló cuando puntualizó que no tolerará la falta de compromiso en el desempeño de la función pública, tampoco –agregó-  desgano ni falta de resultados.

“No voy a permitir ni la indiferencia ni la apatía, ni la deslealtad. Hay que llamar a las cosas por su nombre, algo que –reprendió- me parece le cuesta mucho trabajo a muchos. Vamos a dejar atrás ambigüedades, a dar el peso y significado correcto a las palabras, un sí o un no, significarán efectivamente un sí o un no”.

Precisó que hay muchos negativos que dejar atrás y reiteradamente exhortó a “pensar el futuro de Tlaxcala en positivo” y exigió que esta sea la actitud de gobierno.

Consideró que se necesita “ajustar la forma de organización, el modo de trabajo y la ejecución del acto de gobierno”, en función de las nuevas circunstancias del país, “que exigen actuar con mayor rapidez y más apremio”.

Por tanto, sostuvo que se va a modificar “de tajo” el modo de trabajo, que reorganizará el gobierno en forma práctica, para facilitar las tareas entre las dependencias y ser más eficaces. “Funcionará a base de proyectos y acciones muy concretas”, para evitar dispersión de responsabilidades y tardanzas.

Anunció que a partir de de este 5 de julio, ha establecido formalmente “Grupos Ejecutivos de Trabajo”, con misiones claras y específicas y con plazos. Son presididos por él personalmente y están integrados por titulares de dependencias y funcionarios de diverso orden jerárquico.

Mencionó que entre los Grupos Ejecutivos más importantes destacan los de Proyectos especiales de obra pública,  Mejora de la economía de las familias, Atracción y conservación de inversiones, Desarrollo policial y equipamiento de seguridad, Mantenimiento y mejora de escuelas, así como de los Centros de Salud.

También los de Medidas concretas para la igualdad entre mujeres y hombres, Atención a productores del campo, Gasto – Financiamiento,  Fiscalización y vigilancia del gasto,  Mejora de atención al público y Gobierno abierto.

Citó como ejemplo el nuevo Hospital General de Tlaxcala y anunció que la licitación del proyecto se publicará en los próximos días, además, que se comprarán 200 patrullas para fortalecer la estrategia de seguridad pública y estarán en servicio en septiembre.

A un año y medio de su gestión, aseveró que se acelerará el paso y que se mejorarán los mecanismos de actuación de la administración, de ahí que, ante la sorpresa de asistentes, anticipó que en los próximos días “refrescará” los cuadros responsables, en función de su eficacia y compromiso con el desempeño del cargo.

El asombro en el rostro de sus colaboradores se acentuó más cuando mencionó las dos razones para hacerlo: “La primera, es revitalizar el funcionamiento de las oficinas; la segunda es por falta de compromiso con el gobierno y deslealtad con el ciudadano, que es a quien nos debemos y nuestro único foco de atención”.

No es válido –reprochó-, no es correcto, no es aceptable ni admisible que un funcionario sin dar resultados cobre y se exprese mal del propio gobierno. “Hay quienes no quieren estar en el gobierno ni con el gobierno, no los vamos a tener a fuerza”.

Ensalzó la creación de los más de 99 mil empleos formales en la entidad, asimismo realzó el polémico Sistema Estatal de Becas, el cual fue cuestionado y llevado a tribunales  por parte de partidos de oposición, ya que lo puso en marcha durante las campañas electorales. “Es el más grande de nuestra historia y apunta a convertirse en el mejor de México”, subrayó el gobernador.

Este jueves, Marco Antonio Mena Rodríguez dejó atrás el proceso comicial y su postura fijada el pasado 3 de mayo en un acto público en el que expresó su oposición a la propuesta que Andrés Manuel López  Obrador (hoy triunfador de las votaciones del 1 de julio) hizo como candidato presidencial en el sentido de otorgar amnistía a delincuentes.

Ahora aseveró que sería absurdo negar “que en algunos causa incertidumbre, quizá hasta ansiedad, que habrá un genuino encadenamiento de nuestro trabajo con el nuevo gobierno federal que asumirá el próximo Primero de diciembre”.

Apuntó que su gobierno “se insertará con éxito, con eficacia y respeto mutuo al trabajo de la administración del próximo gobierno federal. Eso es lo que va a suceder.  Tenemos que construirlo desde ahora. Lo estamos ya haciendo”.

Asentó que va a facilitar la relación entidad federativa – gobierno federal y que por delante, “solo resta trabajar bien”. Antepuso “el interés de todos, no el de unos cuantos” y manifestó. Nadie debe ni sentirse ni estar excluido. Prosperidad y dignidad”.

No es tiempo –dijo- de ánimos facciosos, mucho menos de ambiciones coyunturales e insistió en que reconocer el presente y la nueva condición política del país, exige poner al ciudadano en el centro y como referente único, indispensable, de toda decisión. “Ha concluido el tiempo de las continuidades”. Así, el primer priista de la entidad concluyó su mensaje que duró alrededor de 15 minutos.