LXIII LEGISLATURA LOCAL. UNA CÁMARA CON MAYORÍA DE MUJERES

LXIII legislatura local

LXIII Legislatura local. Por primera vez tendrá una mayoría de legisladoras. De 25 integrantes, el 60 por ciento son mujeres. Una mayoría relativa en el peso de la votación. 15 frente a 10. El mayor peso lo tendrá Morena.

De los 15 distritos uninominales, siete fueron para Juntos Haremos Historia y siete para Morena; Por Tlaxcala al Frente obtuvo solamente uno, el XIV que formalmente queda en manos del PRD. Morena tendrá en total ocho legisladoras.

Las de mayoría relativa son Luz Vera Díaz (DI), Michaelle Brito Vázquez (DII), Mayra Vázquez Velásquez (DV), Luz María del Rayo Netzáhuatl (DVIII), María Félix Pluma Flores (DIX), María Lourdes Montiel Cerón (DXII), María Ana Bertha Mastranzo Corona (DXV) y de representación proporcional Patricia Jaramillo García (RP).


De la oposición se incorporan puras plurinominales. Leticia Hernández Pérez (PAN), Zonia Montiel Candaneda (PRI), Laura Yamil Flores Lozano (PRD), Irma Jordana Garay Loredo (PT), Maribel León Cruz (PVEM), María Isabel Casas Meneses (MC), y Luz Guadalupe Mata Lara (Panal).

Resulta poco conocida la experiencia en la representación popular y la administración pública de quienes conformarán la LXIII Legislatura. Las campañas de los y las candidatas de Morena fue marginal.

Es de esperarse que la estructura del Poder Legislativo cambie porque no hay posibilidades de integrar verdaderas fracciones parlamentarias. El partido que más diputados tiene, después de Morena, es el PT (tres), le siguen con dos cada uno: PAN, PRD y PES.

Sin duda, las presidencias de la mesa directiva, de la Junta de Coordinación y del Comité de Administración deberán quedar en manos de mujeres. Si tienen la mayoría pueden hacerlo y sería una excelente oportunidad para mostrar una diferencia.

En la arena legislativa se reflejan los intereses y recursos de los actores políticos bajo los marcos institucionales existentes. Será importante observar la construcción de consensos y disensos. Lo más notable de la LXIII Legislatura local es que puede mostrar que el género no es un discurso.