Los gasolinazos decretados por el gobierno enojan a la clase trabajadora: Isaías González

El líder nacional de la CROC, Isaías González Cuevas informó que esta central obrera ha logrado incrementos salariales de 4.5 a 5 por ciento en el presente año. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

El dirigente nacional de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), Isaías González Cuevas admitió que los gasolinazos enojan a la clase trabajadora, pero en las revisiones de los contratos colectivos se ha buscado mejorar las condiciones de los agremiados para resarcir su poder adquisitivo.

Además, consideró que ya es tiempo de que se “muevan” los aspirantes a la candidatura a la Presidencia de la República en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), pues afirmó que en el tricolor “hay gente muy capaz que puede no solamente ser buen candidato, sino gobernar, que es lo más importante y eso otros partidos no tienen, ya que pueden ser buenos candidatos pero a la hora de gobernar no pueden”.

Como ejemplo, dijo que Vicente Fox Quesada fue buen candidato y a la hora de gobernar dijo hagan changarros y vamos a comprar mejor productos del campo porque sale más barato comprar que producir; “eso nos trajo un atraso, cómo hacer changarros cuando hoy  Enrique Peña Nieto está promoviendo el emprendedurismo para que mujeres, hombres y jóvenes sean empresarios”.


El también senador de la República recalcó que en el PRI hay gente valiosa, capaz y con talento que puede llegar bien a gobernar el país. “Ya es tiempo de que se muevan, eso es lo que estamos comentando con la gente del partido de que ya es tiempo de que veamos quienes aspiran a la candidatura presidencial”.

–¿Los gasolinazos que ha decretado el gobierno de Enrique Peña Nieto han provocado enojo entre los agremiados a la CROC y eso representa un hándicap para el PRI?

–Obviamente que sí, a cualquier persona le enoja un gasolinazo, pero la verdad como tenemos el contrato colectivo de trabajo y con los sistemas de productividad vamos recuperando el poder adquisitivo de los compañeros.

“Afortunadamente llegó el gasolinazo en la época de revisiones y aprovechamos para que se mejoraran las condiciones de los trabajadores”, apuntó.

Isaías González informó que este año la CROC ha logrado incrementos salariales de 4.5 a 5 por ciento en las empresas, aunque hay algunos contratos colectivos que rebasan estos porcentajes.

También observó que el año pasado desapareció la zona económica B, en la cual estaba Tlaxcala, por lo que en esta entidad hubo un incremento salarial de acuerdo con el área geográfica A, “así que los compañeros trabajadores en este estado se vieron beneficiados con ello y más el aumento de diciembre, seguramente tuvieron un aumento estimado en 11 por ciento”.

De igual manera, dijo que ve un panorama complicado para la clase trabajadora en el país por el aumento en el precio de los combustibles y a las tarifas eléctricas.

Por ello, refirió que la CROC tiene pláticas con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) y con los empresarios en el sentido de que se autorice un aumento emergente en caso de que sea muy grave la afectación al salario.

“Esta posibilidad está latente, no se dijo cuándo, estamos pendientes, quedó así, de modo que cuando realmente se sienta afectado el salario y los números de la inflación así lo ameriten, entonces nos sentaremos a platicar para tener respuesta a los salarios”.

Por último, dijo que no ve que se frene la inversión en el país, pues los empresarios saben que el precio del dólar es algo que les favorece, es un atractivo para ellos, aunado a que la mano de obra mexicana y de Tlaxcala se ha especializado.

“A los mexicanos no les cuesta trabajo especializarse, ahorita están en la rama textil y si viene la autopartes o automotriz, se especializan; la gente de Tlaxcala está preparada para adaptarse. A la gente le interesa conocer el internet, la computación y los idiomas, eso es algo que favorece al inversionistas, tenemos aquí su dinero y vale más, pero también tenemos mano de obra muy calificada”, puntualizó.