Los funcionarios estatales tienen cansancio y apatía: CAP

Tras las primeras dos reuniones con Aarón Pérez Carro, titular de la Secretaría de Gobierno (Segob), José Isabel Juárez Torres, coordinador estatal del Congreso Agrario Permanente (CAP), percibió “cansancio, apatía y actitud forzada” en funcionarios de la administración de Marco Antonio Mena Rodríguez.

En tanto, en las dependencias federales, como la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), “hay una actitud como de querer ocultar los programas y los recursos comprometidos para que la gente no los tenga”, por lo que las organizaciones sociales aún realizan movilizaciones en algunos estados.

En rueda de prensa, comentó que este miércoles fueron recibidos por Pérez Carro y señaló que fue un acercamiento “oportuno”, pero –dijo- “yo veo a los funcionarios cansados, no sé si de escuchar que existen problemas en el estado; los veo hasta aburridos, un poco malhumorados”.


Deberían desempeñar su trabajo con más alegría, “porque les pagan por escuchar a la gente y resolver los problemas”. En esta ocasión, el secretario no abordó el tema de la petición del CAP de aumentar recursos al campo, lo cual es preocupante, dijo.

Insistió en que el monto “debe ser mínimo el doble” del asignado en este año a la Secretaría de Fomento Agropecuario (Sefoa), pues 112 millones de pesos, “son pocos”, comparativamente con los que han solicitado para carreteras “y aun así hay muchos baches”. Además –agregó-, el secretario respondió que no está en sus manos la destitución del titular de esa dependencia.

Anotó que en las dependencias federales “están más preocupados en despedir a gente que piensan que los traicionó y eso es muy grave porque actúan con mucha venganza hacia la gente, internamente, y con mucha negligencia hacia afuera, descuidan cosas esenciales, como la inseguridad”.

Por otra parte, comentó que ya entregó invitación al gobernador Marco Mena Rodríguez para que asista al próximo foro “Salvar al Campo”, asimismo, a dirigentes nacionales de las diferentes organizaciones que integran el CAP y a legisladores electos.

Resaltó que en el último foro regional efectuado en Tetlatlahuca, los asistentes ratificaron la exigencia del rescate de la cuenca Atoyac-Zahuapan, ya que los agricultores y pobladores de esta zona son afectados por la contaminación.

Y es que con esa agua la población irriga cultivos; además, “porque se ha detectado incremento en enfermedades renales”, particularmente, señaló.