Las tarifas de agua potable se apegan a la ley: CAPAM

El ayuntamiento de Tlaxcala, que preside Pedro Pérez Lira, a través de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio (CAPAM), que dirige Marco Antonio Velasco y Velasco, informó que en la cuarta sesión ordinaria del Consejo Directivo del organismo del 21 de febrero de 2013 se aprobó el punto número 8 referente al análisis y discusión del Proyecto de Tarifas de Agua y Alcantarillado para el ejercicio fiscal 2013.

Esta decisión está fundamentada en el Reglamento de la CAPAM, el cual señala en su artículo 79 que “el servicio de agua potable que disfruten los usuarios en el municipio de Tlaxcala dentro de la jurisdicción del organismo operador, será medido de conformidad con la ley y en los términos del presente reglamento”.

El mismo artículo señala que “en los lugares en donde no haya medidor o mientras estos no se instalen, los pagos se harán con base en las cuotas fijas previamente actualizadas” y además de manera puntual y contundente el artículo 79 establece que “el costo de los dispositivos de medición invariablemente corresponderá al usuario”.


Aunado a esto, la Ley de Aguas para el Estado de Tlaxcala, en su artículo 117, dicta que “todo usuario está obligado al pago de los servicios públicos que se presenten, con base en las tarifas en los términos de esta ley”.

El costo está establecido con base en las tarifas de agua potable y alcantarillado para el ejercicio fiscal 2013 publicado en el Periódico Oficial del estado el 6 de marzo de 2013.

Por lo anterior, la CAPAM estableció una cuota para el pago del agua de 70.59 pesos por 10 mil litros del líquido.

Es importante hacer del conocimiento de la ciudadanía que las cuotas del servicio de agua potable están divididas en dos rubros: la comercial y la de uso doméstico, con la finalidad de que no exista inequidad en el pago de este servicio. A su vez, el servicio se cobra por servicio fijo, que comprende una cuota fija cada bimestre sin importar el consumo del agua y el servicio medido, donde se cobra únicamente la cantidad de agua utilizada. Esto quiere decir que un usuario de servicio doméstico fijo paga aproximadamente 360 pesos bimestrales, aunque utilice menos de 10 mil litros, a diferencia de un usuario que cuenta con medidor que paga 70.59 pesos por 10 mil litros.

En base a lo anterior, instalar medidores es una medida preventiva con el objetivo de corregir y controlar el consumo de agua a través de homogeneizar a la población a través de la instalación de medidores.




Leave a Reply

Your email address will not be published.