Las llamadas de secuestros virtuales se presentan más las tardes de fin de semana: PF

Con el objetivo de orientar a los socios de los organismos empresariales para que no sean víctimas de extorsión telefónica, este martes personal de la Policía Federal en Tlaxcala impartió una plática a empresarios y comerciantes de la entidad, en la cual expuso ejemplos de llamadas en las que se precisó cuáles son los aspectos importantes a tomar en cuenta para no caer en las manos de los delincuentes.

El responsable del área de Proximidad Social de la PF, Jaime Velázquez Álvarez fue el encargado de impartir la plática ante un grupo de alrededor de 50 empresarios y los dirigentes de la Federación de Cámaras Nacionales de Comercio (Fecanaco), Víctor Moreno Rivera; del Centro Empresarial de Tlaxcala (CET), Miguel Salazar García; de la Asociación de Hoteles y Moteles del Estado de Tlaxcala (AHMET) y la representante de la Cámara de la Industria Textil (Citex), Frida López Muñoz.

Jaime Velázquez alertó a los empresarios de que los argumentos a los que recurren los delincuentes en las llamadas de extorsión son por supuestos familiares detenidos, daños por accidentes, pago por derecho de piso y protección, supuestos ganadores de premios, secuestros virtuales y amenazas de grupos delictivos como los Zetas o La Familia.


En el caso de los cobros por derecho de piso y protección, el funcionario de la PF detalló que los verdaderos delincuentes nunca lo hacen vía telefónica, pues llegan directamente a los negocios bien vestidos y se identifican.

“Los extorsionadores que no tiene capacidad de hacer daño, recurren a las llamadas telefónicas con el uso del nombre de los Zetas o de alguna otra organización delictiva para obtener recursos, pues aprovechan la psicosis que se genera entre la población por lo que ve en las noticias en los medios de comunicación”, asentó.

Sobre los secuestros virtuales, alertó que las llamadas telefónicas se realizan principalmente por las tardes de los días viernes, sábado y domingo, en virtud  de que en ese horario generalmente los jóvenes acuden al cine o a divertirse con sus amigos.

Jaime Velázquez observó que en los cines generalmente se pide a los asistentes que apaguen su teléfono celular para que no provoquen inconformidades a los demás durante la transmisión de la película y eso es aprovechado por los delincuentes para extorsionar a los padres con la versión de un secuestro.

“Todo el tiempo que dura la película es aprovechado por los delincuentes para literalmente pasear por media ciudad a la persona que va a ser extorsionada”.

Jaime Velázquez pidió a los asistentes que pongan atención a palabras claves durante una conversación telefónica para no ser víctima de extorsión, entre ellas cuando se les pregunta “cuánto dinero me puedes juntar ahora” y “con cuanto me puedes apoyar”.

Por último, el funcionario dijo que entre la policía hay una regla de oro que dice que “quien quiere hacer daño a una persona no avisa”.




Leave a Reply

Your email address will not be published.