La venta de combustible cayó 20 por ciento en el primer cuatrimestre: GUEPT

Cayó 20 por ciento la venta de combustible en el primer cuatrimestre de 2017, expuso la presidente de Gasolineros Unidos para los Estados de Puebla y Tlaxcala (GUEPT), Luz María Jiménez Almazán. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

La venta de combustible cayó 20 por ciento en el primer cuatrimestre de 2017 en los estados de Puebla y Tlaxcala, pues desde enero no se recuperó la baja que hubo e incluso Petróleos Mexicanos (Pemex) se alarmó porque la terminal de Puebla es el segundo lugar en baja de venta en el país.

Lo anterior lo expuso la presidente de Gasolineros Unidos para los Estados de Puebla y Tlaxcala (GUEPT), Luz María Jiménez Almazán, quien explicó que la terminal de poblana abastece a estaciones de servicio de ambas entidades y la baja de 25 por ciento de venta de la paraestatal generó preocupación porque implica menos utilidades y, en consecuencia, pérdidas económicas.

Esta situación la atribuyó a que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) no ha rectificado la zonificación que hizo y pone a municipios colindantes, con distancia de unos cuantos kilómetros, con una diferencia de un peso en el precio de los combustibles.


Otra causa es la venta clandestina de combustible y que en “Tlaxcala ha estado creciendo de manera preocupante”.

Alertó de que “Tlaxcala debe tener mucho cuidado si no quiere estar como Puebla. Es una desgracia lo que nos pasa a nosotros, pues a pesar de conocer el delito, de tenerlo  focalizado, de saber exactamente lo que estaba pasando, ninguna autoridad hizo nada y hoy nos vemos sumidos en una ola de delincuencia, robos, asaltos, asesinatos e incendios”.

Por ello, recalcó que en Tlaxcala se está a tiempo de frenar esa inercia negativa para evitar que pase lo que ocurre en Puebla.

En abril, “increíblemente en una época de vacaciones, cuando tradicionalmente la venta de combustible sube, sobre todo en las gasolineras a pie de carretera, este año no fue así, se mantuvo baja la venta, muy por debajo de los promedios de otros años y claro que estamos tremendamente preocupados”.

Jiménez Almazán también dio a conocer que en los últimos meses no ha faltado combustible en las estaciones de servicio, pero no es porque manden más, sino porque se compra menos ante la caída en las ventas.

“Si no vendemos, no tiene caso comprar, aparte de que no hay liquidez para tener los tanques llenos. Compramos estrictamente la gasolina que se vende para darle la vuelta al producto, si no se vende tampoco se compra, entonces es un círculo vicioso en el que la economía se estanca”, apuntó.

Afecta la venta de combustible robado

Por último, la presidente de la GUEPT reveló que hay 15 estaciones de servicio con la probabilidad de que cierren, todas en el estado de Puebla, debido a la venta de combustible robado, pues perjudica a la empresa legalmente establecida y a la Federación y a los municipios porque no se recauda los impuestos que se generan por la comercialización del producto.