La importancia de la verdad ante la violencia contra las mujeres en Tlaxcala

Como organización reconocemos el papel tan importante que juegan los medios de comunicación, de los y las periodistas, para poder visibilizar la sistémica y grave violencia contra las mujeres en el estado de Tlaxcala, y quienes en muchos eventos y pronunciamientos han acompañado al Colectivo Mujer y Utopía (CMU) de manera ética y comprometida.

Sin embargo, en ciertos casos también vemos con preocupación que se ha hecho uso de la información, por poner un ejemplo, feminicidios, o información brindada por organizaciones para colocar el problema de la violencia contra las mujeres de forma tendenciosa.

El 23 de febrero de 2016 el Colectivo Mujer y Utopía participó en el evento de presentación de la Red Plural de Mujeres Tlaxcaltecas que tuvo como objetivo dar a conocer la batalla por la igualdad sustantiva que las mujeres en diversos estados  están llevando a cabo y con esto vigilar la Paridad Efectiva en las contiendas por las diferentes candidaturas, como ponente para compartir la postura de la organización sobre la violencia política y los diferentes tipos en las que son violentadas cientos de mujeres en los diversos ámbitos. En dicho evento un grupo de periodistas abordó a la directora de la organización, la Lic. Edith Méndez Ahuactzin para que brindara una entrevista en relación a la situación de violencia contra las mujeres en el estado de Tlaxcala; por lo cual dio respuesta a una serie de preguntas en materia de tipos de violencia, desapariciones y trata de mujeres.


La nota publicada derivada de la entrevista, con el encabezado: “Iglesia nuevo gancho para tratantes, Españita y Calpulalpan nuevos focos rojos”, el cual lo calificamos como tendencioso; aunado a lo anterior, a pesar de que en la nota aparentemente se retoma textualmente las palabras de la directora, estas son acomodadas en la redacción de manera que justifique el encabezado; la directora nunca declara que la “Iglesia sea un nuevo gancho para los tratantes”, por lo cual citamos textualmente parte del audio, el cual tiene una duración de 9 minutos con 25 segundos.

“En cuanto a la explotación sexual se siguen registrando sobre casos y que no solamente se están registrando en el sur del estado como anteriormente se pensaba o que todavía se sigue pensando, no sólo municipios en la región sur, sino en municipios como Españita y Calpulalpan, se están registrando que están las redes de tratantes trabajando y de otras formas, se han diversificado también las formas en que estas redes de proxenetas actúan; que siguen enganchando a las mujeres para la explotación sexual y muchas de estas desapariciones, pues también tienen que ver y la consideramos así y se tendrá que investigar como una forma posible de explotación sexual”.

–¿Las redes sociales son la nueva forma, ustedes cómo la están viendo?

–Sí, ha sido por redes, sin embargo, lo que se ha observado, por ejemplo, es que los tratantes van a las comunidades y les ofrecen a los hombres de la misma comunidad convertirse en los enganchadores de las chicas de su misma comunidad, “no”, se ha visto por ejemplo también el uso de espacios comunitarios, religiosos “no”, en el que se hace el enganche a las chicas y una de esas si también son las redes sociales. Incluso se han identificado algunos de los tratantes que tienen en sus cuentas de facebook, por ejemplo, este a muchos contactos de chicas ”no”, entonces cosas como esas se han registrado en esa región de Españita por ejemplo, y que el problema que nosotras observamos es que mientras se siga mitificando que solamente son en unos municipios del sur que solamente son en unos municipios, ya que se observa en más de 30 municipios, de 30 a 35 municipios en los que se están diversificando las redes de trata.

Si bien de lo anterior se hizo mención de “espacios comunitarios y religiosos”, nunca se declaró qué tipos de “los espacios de la iglesia”, sobre todo por lo que esta aseveración se coloca en el imaginario colectivo.

Lo que sí preocupa al Colectivo Mujer y Utopía es lo que se ha identificado a partir de un trabajo de prevención en materia de trata de mujeres de dos años, en diversas escuelas secundarias y preparatorias del estado; el enganche de hombres adolescentes y jóvenes de las comunidades para que éstos, a su vez, sean quienes engañen y enganchen a las adolescentes de sus comunidades, y que a la fecha no existe una política pública real y permanente que resignifique, invite y forme en masculinidades alternas como un medio de prevención de todo tipo de violencia basada en el género; que existan desapariciones de niñas y adolescentes y que no se actúa con prontitud y debida diligencia; y que en ciertos tramos de la carretera federal a Calpulalpan se vean a mujeres ofreciendo “servicios sexuales”, pues tampoco se puede descartar que no sea “trata de personas”, en tramos donde sólo hay cerros, lo que las coloca en constante peligro de ser asesinadas.

Lo que nos lleva como organización que previene y atiende todo tipo de violencia contra las mujeres, a pronunciarnos a denunciar esta situación y a exhortar a la sociedad en general a pronunciarse en contra de la violencia que sufren las mujeres tlaxcaltecas, así como hacia cualquier forma de violencia dirigida a cualquier persona; y a exigir que las autoridades correspondientes cumplan con su trabajo en materia de prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres.

Concluimos retomando una frase de Rosa de Luxemburgo: “Por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres”.