IZQUIERDA, DERECHA O CENTRO. A LOS BANQUEROS LES DA LO MISMO

Izquierda, derecha o centro.

Izquierda, derecha o centro. A los banqueros les da lo mismo. La Asociación de Bancos de México hizo pública una práctica que se ha socializado entre directivos, empleados e inversionistas. Ya no le temen trabajar con cualquier expresión política. 

En las reuniones cotidianas se analiza, no solo el comportamiento de la economía mundial, particularmente lo que sucede con los Estados Unidos. Cada vez es más común ocuparse del clima político. Los estudios demoscópicos  son presentados y comentados de forma abierta.

La tercera puede ser la vencida. Siempre y cuando no cometa una estupidez, afirman los dirigentes. En la primera ocasión fue el “cállate chachalaca”. En la segunda, “vivir en el palacio nacional”. Y en la tercera…


El país todavía se encuentra dividido. El norte sigue estando más a la derecha. El centro se queda con la izquierda. Y el sur se posiciona más con el nacionalismo revolucionario. Pero en los tres el político más conocido es Andrés Manuel López Obrador.

El mayor problema es lo que han dado en llamar la “nueva arca de Noé”. El cálculo de probabilidades provoca que una parte importante de la clase política de izquierda, derecha o centro se decante por Morena.

Eso hace que el conocimiento no se traduzca automáticamente en sufragios. Nadie niega que hasta ahora las posibilidades son altas para que López Obrador llegue a la Presidencia de la República.

Los banqueros no tienen temor de que ello ocurra. “no lo ven como un peligro para México” y las razones son muy simples. La transición produjo gobiernos divididos. Los contrapesos, sobre todo en el Congreso de la Unión y Suprema Corte de Justicia de la Nación, son efectivos.

La experiencia estadunidense se ha convertido en referente de que popularidad no se traduce en buen gobierno. Se requiere concertar con actores económicos, sociedad organizada y gobierno. De ahí que no haya problema de trabajar con la izquierda, derecha o centro.