Inicia restauración de los murales de Palacio de Gobierno

Bajo la batuta de un coordinador, cinco especialistas del Cencopram del INBA se encargarán de los trabajos de restauración de los murales de Palacio de Gobierno. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

A partir de este miércoles y durante los próximos tres meses, especialistas del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) realizarán trabajaos para restaurar los daños de las pinturas murales de Palacio de Gobierno provocados por la humedad y por el sismo del 19 de septiembre de 2017.

De acuerdo con el director general del Instituto Tlaxcalteca de Cultura (ITC), Juan Antonio González Necoechea, este proyecto de restauración fue gestionado directamente por el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez ante el INBA, para lo cual se aplicará un millón 13 mil pesos de recursos estatales.

Estos trabajos, abundó, son en seguimiento a la intervención que se aplicó a los murales después del sismo de septiembre de 2017, pues con ésta se evitó que los daños fueran mayores y se propiciara una mejor conservación. Además, resaltó la labor hecha por la Secretaría de Obras Públicas, Desarrollo Urbano y Vivienda (Secoduvi) contra las afectaciones por la humedad y en tuberías.


La intervención comprende, en la planta baja y en el cubo de las escaleras, los murales que hablan sobre la historia de Tlaxcala y el Siglo de Oro que fueron pintados por Desiderio Hernández Xochitiotzin entre 1956 y 2000, y las pinturas de la planta alta, cuyos temas son las migraciones e historia de Tlaxcala que fueron elaborados en 1947 por Rodolfo Anaya.

González Necoechea garantizó que el patrimonio artístico de la entidad está en muy buenas manos y será atendido de la manera más profesional.

Por su parte, Jorge Herrera, responsable del proyecto y quien estuvo a cargo de la restauración del mural Las Musas del Teatro Xicohténcatl hace años, expuso que el tratamiento que se le dará a las pinturas será el adecuado para que se sigan preservando y conservando para que puedan ser vistos por las generaciones presentes y futuras.

Si bien advirtió que la restauración que se haga no garantiza que las pinturas sufran daños o sean destruidos por un sismo.

Los trabajos iniciarán este miércoles a cargo de cinco restauradores y un coordinador del Centro Nacional de Conservación y de Registro del Patrimonio Artístico Mueble (Cencopram) del INBA.

Precisó que el tratamiento consiste en limpieza, consolidación y reintegración matérica y cromática y no se requerirá cerrar los murales al público, aunque sí se necesitarán áreas restringidas para que los especialistas puedan manipular los materiales y realizar su trabajo. El área a intervenir es de alrededor de 450 metros cuadrados la parte de abajo y 64 metros cuadrados en la parte superior.

En tanto, Cuahutlatoac Hernández Ortega, hijo del muralista tlaxcalteca, garantizó el respaldo de la familia para que la restauración de las pinturas sea al 100 por ciento, por lo que facilitarán los planos y documentos que requiera el equipo de especialistas para llevar a cabo la intervención.