Inicia acreditación de carrera en Antropología de la UAT

Para incrementar los referentes de calidad y mantener la cultura de mejora continua de los planes de estudio de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT), el rector Rubén Reyes Córdoba presidió la reunión de trabajo con el comité técnico del Consejo para la Acreditación de Programas Educativos en Humanidades (Coapehum), con lo que inicia la evaluación de la Licenciatura en Antropología que se imparte en la Facultad de Filosofía y Letras.

Al dirigir su mensaje ante la estructura directiva, docentes y alumnos, Reyes Córdoba indicó que las Instituciones de Educación Superior (IES) actualmente tienen que demostrar a los sectores sociales la pertinencia de sus funciones y de su oferta educativa; por ello, la valoración permanente y el aseguramiento de la excelencia es fundamental y la UAT recurre a organismos externos para potencializar las competencias y habilidades que repercuten en la formación de sus estudiantes.

Reconoció la labor realizada en la Facultad de Filosofía y Letras, así como de la Licenciatura en Antropología, para atender de manera puntual el proceso de acreditación que, sin duda, impactará en beneficio de los jóvenes.


En su intervención, Roberto Hernández Oramas, presidente del Coapehum, precisó que con esta visita empieza el procedimiento respectivo a solicitud de la UAT.

Expresó que los planes de estudio enfocados a las Humanidades también se han integrado a estas acciones de autoevaluación y evaluación entre pares, con la finalidad de fortalecer la calidad de la educación superior. Agregó que esta Facultad de la UAT se está esforzando arduamente para concretar este proyecto, ya que los profesionistas del área son importantes para el desarrollo del país.

A su vez, Teodolinda Ramírez Cano, directora de la Facultad de Filosofía y Letras, mencionó que la Licenciatura en Antropología fue creada en agosto de 2008 y, a la fecha, han egresado cinco generaciones.

Explicó que el Coapehum ejecuta su análisis en dos etapas, la primera con la entrega de la autoevaluación, que comprende 10 criterios: personal académico, comunidad estudiantil, plan de estudios, evaluación del aprendizaje, formación integral, apoyo para el aprendizaje, vinculación–extensión, investigación, infraestructura y equipamiento, y gestión administrativa y financiamiento. La segunda es la visita in situ, donde verifican las instalaciones y servicios.