INGRESOS 2018: ESTIMACIONES PRUDENTES Y CONSERVADORAS

ingresos 2018

Ingresos 2018. Lo que el estado obtiene vía transferencias de recursos federales e ingresos son los activos con que cuenta. Con ellos debe hacer frente a los compromisos en un año determinado. Son recursos públicos que debe canalizar a servicios públicos que incidan en la calidad de vida de los tlaxcaltecas.

La iniciativa de Ley de Ingresos 2018 (LI–2018) se elabora con base en múltiples criterios. Entre otros: Cero endeudamiento, no creación de nuevos impuestos, transparencia y rendición de cuentas, y congruencia con los pronósticos de recaudación federal y estatal.

La LI–2018 muestra que, desde 2014, se registra un crecimiento importante en los recursos propios. En promedio, 22.5 por ciento entre 2014 y 2016. En el primer año del gobierno de Marco Mena, el 25 por ciento.


El documento refiere: “Durante el periodo 2012–2017, los ingresos provenientes de la Federación registraron un incremento real moderado, debido … a los resultados positivos de la economía nacional y de… la Reforma Hacendaria”.

Los activos del estado se dividen en dos: los de Libre Disposición (ILD), que son la suma de los ingresos propios locales, participaciones federales, así como los recursos del Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF).

El otro rubro: Transferencias Federales Etiquetadas (TFE), se refiere a los recursos que se asignan a las entidades federativas y los municipios, pero que son asignadas para fines específicos en el PEF.

Los ILD alcanzarán la cifra de 8 mil 674 millones de pesos. En tanto que las TFE representarán 9 mil 462 millones de pesos para un total de ingresos en 2018 por 18 mil 136 millones de pesos.

Algunos de los riesgos que pueden impactar negativamente esta proyección son: pensiones y jubilaciones –el gobierno anterior otorgó apoyos por 500 millones de pesos. Deuda pública –que hasta ahora se ha mantenido en cero. Y un menor crecimiento económico –ha sido estable con una variación del 1.9 por ciento.

De ahí las estimaciones prudentes y conservadoras de la Ley de Ingresos 2018.