Necesario, un incremento de recursos para salvar al campo: CAP

El coordinador del CAP en Tlaxcala, José Isabel Juárez Torres presentó los resolutivos del Foro para Salvar al Campo de México y de Tlaxcala, que organizó esta organización en días pasados. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

Para salvar el campo es necesario aumentar los recursos a fin de atender a los pequeños productores de todos los estados del país y se corrija la distribución actual “tan perjudicial” que beneficia con el 96 por ciento de los apoyos económicos a Sonora, Tamaulipas y el Estado de México.

Asimismo, que se eviten los recortes presupuestales del Programa Especial Concurrente para el Campo (PEC) de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), “como ha estado ocurriendo en los últimos años”.

Para el caso de Tlaxcala, es necesario establecer un programa de apoyo a los productores de menos de 5 hectáreas para otorgarles diesel a mitad de precio, abonos orgánicos, implementos agrícolas a costos por debajo del mercado y descuentos en el impuesto predial, “los cuales mitigarán los brutales aumentos al precio del gas doméstico, combustibles y productos de la canasta básica que incrementaron a partir de enero del año en curso”.


Los anteriores planteamientos son parte de los resolutivos del Foro para Salvar al Campo de México y de Tlaxcala, que organizó el Congreso Agrario Permanente (CAP) en la capital del estado, como una actividad alterna a los foros convocados por el gobierno de Marco Antonio Mena  Rodríguez para la elaboración del Plan Estatal de Desarrollo (PED) 2017–2021.

En rueda de prensa, el coordinador en Tlaxcala del CAP, José Isabel Juárez Torres y el líder de la Central Campesina Independiente (CCI) en la entidad, Claudio Flores Espina, dieron a conocer estas conclusiones, las cuales fueron entregadas al gobierno del estado para que sean tomadas en cuenta en el PED.

Juárez Torres expuso que aunado a los resolutivos ya expuestos, los participantes en el Foro para Salvar al Campo de México y de Tlaxcala también demandaron que se respeten los montos aprobados por la Cámara de Diputados y por el Ejecutivo federal, y “no los cambie la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) cada tres meses, como actualmente ocurre”.

Para ello, advirtió que es necesario que los diputados federales “se fajen los pantalones” y no se dejen pisotear.

Asimismo, pidió que el gobierno aproveche los estudios e investigaciones que han realizado instituciones educativas sobre el campo, entre ellas la Universidad de Chapingo (Uach), sobre las experiencia exitosas en la captación del agua, cultivo de plantas medicinales y elaboración de productos a través del maguey.

Otro resolutivo del foro es que se elabore un padrón confiable de migrantes y programas estatales de apoyo a este sector de la población que “son expulsados por el actual gobierno del presidente Donald Trump”. Programas como el Seguro del Desempleo que tiene el gobierno de la Ciudad de México (CDMX) que contempla apoyar con 25 mil pesos para iniciar un micro negocio o una aportación mensual hasta llegar a los 25 mil pesos, en tanto encuentran empleo.

También se pronunciaron por la no privatización del agua, y en Tlaxcala, rescatar el río Zahuapan y las lagunas de Acuitlapilco y Atlanga, además de profundizar en los estudios del líquido para uso doméstico, sus componentes y su relación con enfermedades renales y cancerígenas, pues “la entidad ocupa un lugar preponderante en estos males”.

Juárez Torres consideró necesario que se capacite a los productores agrícolas en todas las etapas del proceso, que van desde la preparación de la tierra hasta la venta de los productos, así como aprovechar la infraestructura que tienen los diversos estados del país para establecer espacios comunes de almacenamiento y venta de los productos agrícolas. En Tlaxcala, se puede reactivar el proyecto de la Central de Abasto y mercados alternativos.

Para el caso de las mujeres, planteó que se establezcan programas de apoyo y a jóvenes que viven en el medio rural, así como un esquema de certificación para asegurar las parcelas de hombres y mujeres del campo, a fin de darles certeza jurídica de sus propiedades agrícolas.

También, advirtió la necesidad de que se reconozcan a las organizaciones sociales como entes de interés social, que contribuyen a la organización y gestión de los hombres y mujeres del campo.

“Apuntalar proyectos eco turísticos y turísticos en los municipios del país y del estado de Tlaxcala, aprovechando la riqueza cultural, arquitectónica, culinaria, lingüística y humana que tenemos”.

El campo requiere de más apoyo

Otro planteamiento es que se impulse la formación ética, profesional y académica de las personas que tienen que ver directamente e indirectamente con la procuración e impartición de justicia, para crear un clima de seguridad y confianza ciudadana.

“Esto es desterrando los vicios de la corrupción y la impunidad en los órganos de justicia y de los funcionarios públicos. No más pérdidas de fertilizante en la Sefoa. No más condicionamiento de proveedores en las dependencias y no más condicionamiento electoral de los programas sociales”.

También proponen terminar con los excesivos y abusivos trámites, “casi policiacos”, que las dependencias exigen a los ciudadanos para hacerlos partícipes de los programas de apoyo.

“Para salvar al campo de México y Tlaxcala, es necesario que los gobernantes sepan de donde provienen los alimentos que consumen, que sepan que la leche no nace del empaque de cartón o en los stand de los supermercados, que se pongan en el surco a sembrar, la esperanza de un mejor país para todos, de un país con autosuficiencia y soberanía nacional”, finalizó.