Denuncian posible incompetencia o negligencia de juez de distrito

Tras un proceso legal iniciado desde 2014, el juez del Distrito Judicial de Sánchez Piedras, Ramón Jiménez Casco resolvió no tener competencia  para dar seguimiento a una demanda por agresión presentada por el señor José Eduardo Lima Torres contra Óscar Gustavo Fuentes Díaz.

Ante ello, José Eduardo y su esposa Iraís Nava Lima calificaron la actuación de dicho juez de injusta, incompetente y negligente, aunque también observaron la posibilidad de favoritismo hacia Óscar Gustavo Fuentes Díaz, quien resultó ser el principal beneficiario de la resolución emitida por Jiménez Casco el pasado martes.

Ambos no descartaron la posibilidad de recurrir ante las instancias competentes para denunciar la actuación del juez y además responsabilizaron a Gustavo Fuentes de cualquier situación que ponga en riesgo su vida, pues revelaron que desde que interpusieron la demanda dicha persona se ha dedicado a agredirlas tanto física como verbalmente, de las cuales tienen videos.


Recordaron que fue el 31 de diciembre de 2014 cuando Gustavo Fuentes –quien es su vecino en el municipio de Huamantla–, sin motivo aparente alguno empujó por la espalda a José Eduardo con tal fuerza que requirió ser hospitalizado. Por esos hechos, el agraviado interpuso una demanda ante el Ministerio Público de esa Comuna.

Pese a haber presentado los certificados médicos de las lesiones que sufrió, el Ministerio Público no actuó en consecuencia y por el contrario avaló una demanda que interpuso Gustavo Fuentes aduciendo que él fue el agredido, aunque no presentó ningún certificado médico de lesiones o de haber estado hospitalizado.

Desde entonces, la pareja de esposos –ella de 52 años y él de 63—ha enfrentado una serie de reveses jurídicos en su demanda en los juzgados y amenazas y actos violentos por parte de Gustavo Fuentes. La última fue la semana pasada, cuando Luis Rodolfo Fuentes Salado –sobrino de Gustavo Fuentes–golpeó con un palo de hacha a José Eduardo, denunciaron.

Ante ello, decidieron hacer público esta situación a fin de que las autoridades correspondientes tomen carta en el asunto. “Nosotros no somos abogados, no sabemos de leyes, dio la resolución porque dicen que no es sentencia y después de cuatro años resuelve que no es competencia porque el caso debió haberse seguido con el Sistema Penal Acusatorio, ¡imagínense, después de cuatro años!”, señaló Iraís Nava en entrevista.

Los afectados mostraron una foto del resolutivo del juez—pues aseguran que se les negó una copia del mismo—señala: “esta autoridad judicial deja sin efecto todo lo actuado a partir del auto de radicación de fecha 4 de enero de 2016, remítase las actuaciones practicadas durante la investigación del agente del Ministerio Público investigador del Distrito Judicial de Juárez, Huamantla, Tlaxcala, para que en su caso ejercite acción penal bajo los principios del Sistema Penal Acusatorio ante el juez de Control y de Juicio Oral del Distrito Judicial de Sánchez Piedras y Especializado en Justicia para Adolescentes del Estado de Tlaxcala, que resulte competente para conocer el caso”.