Implementa ITE estrategias para prevenir violencia de género en comicios

A prácticamente dos semanas de que concluyan las campañas electorales para la renovación del Poder Legislativo local, el Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE)  presentó una serie de acciones a fin de establecer medidas que permitan erradicar y en su caso, actuar, en contra de violencia en contra de las 177 mujeres que compiten por una curul en el Congreso local.

Este lunes, en conferencia de prensa, los integrantes del Consejo General del ITE  dieron a conocer la estrategia para conformar la red de comunicación, prevención y atención de la violencia política con las candidatas a cargos de elección popular en el proceso electoral local ordinario de 2018.

Aunque puntualizaron que en el caso de Tlaxcala no se ha detectado ninguna agresión física en contra de alguna de las candidatas, explicaron que se trata de tres acciones precisas que habrán de implementar  para prevenir y en su caso, proceder ante cualquier abuso por condición de género a los contendientes.


La consejera Denisse Hernández Blas puntualizó que se trata de acciones para dar seguimiento a las campañas de las candidatas e informarles cuáles son las conductas que pueden ser consideradas como violencia política en razón de género; dar seguimiento y orientación en caso de violencia; y visibilizar cualquier acto político de género de este tipo para su prevención.

Con esta  estrategia, dijo que seguirán de cerca las actividades y en su caso las denuncias de las 177 candidatas a diputadas locales, para que en caso de detectar algún tipo de violencia, seguir los protocolos para la atención correspondiente.

“A veces las propias candidatas no saben que están siendo objeto de violencia… y con todo esto queremos generar un registro de las denuncias y una base de datos para que tengamos un informe que se integrará a su vez al informe final que elaborará el Instituto Nacional Electoral (INE) junto con la Asociación Mexicana de Consejeras y Consejeros electorales”, puntualizó Hernández Blas.

Por su parte, la consejera Dora Rodríguez Soriano reconoció que hasta este lunes no han recibido ninguna manifestación o expresión de parte de quienes aspiran a alguna diputación local sobre actos presumibles de violencia de género, y confió en que la estadística pueda mantenerse por el resto del proceso electoral.

Los consejeros precisaron que la violencia política contra las mujeres son aquellas acciones y omisiones, incluida la intolerancia, basadas en elementos de género y todas en el marco del ejercicio de derechos político –electorales que tengan por objeto o resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio de los derechos políticos o de las prerrogativas inherentes a un cargo público.