Ignacio está enamorado de los colores

Ignacio Netzahualcóyotl montó en la Casa del Artista de la capital la exposición “Animal”, la cual está integrada por 20 obras pictóricas y textiles
Ignacio Netzahualcóyotl montó en la Casa del Artista de la capital la exposición “Animal”, la cual está integrada por 20 obras pictóricas y textiles

Ignacio es un joven que está enamorado de los colores, principalmente el añil, y con ellos realiza obras de arte maravillosas, ya sea en textiles o en pinturas.

Este martes, Ignacio Netzahualcóyotl Nava inauguró la exposición denominada “Animal” en la Casa del Artista de la ciudad capital, en donde exhibe 20 obras –cuatro textiles, pinturas al óleo, en acrílico, acuarelas  con tintes naturales y con pasta parecida a los estucos que se utilizaban en la época prehispánica.

“En la exposición Animal estoy reflejando los instintos salvajes y destructivos del hombre, la muestra se llama Animal porque pienso que somos unas bestias literalmente porque arrasamos con todo lo que se nos pone enfrente. Somos depredadores”.


Ignacio siempre ha trabajado la pintura y luego incursionó en los textiles en donde ha destacado más, “pero siempre ha sido mi mundo la pintura, los colores, estoy enamorado del color en sí, no importa si es en textil o en pintura, siempre y cuando tengan colorido, estoy fascinado con ello”.

Este joven creador estudia la Licenciatura en Artes Visuales en la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT) para reafirmar sus conocimientos, no obstante que considera que vive una etapa de consolidación en su carrera, pues recientemente ganó el Galardón Leyenda Viviente, máximo premio al arte popular mexicano y “eso me consolida como uno de los mejores. Suena como a ego de mi parte, pero es una realidad que estoy viviendo, eso me hace feliz y esta exposición de pintura es la séptima que presento de manera individual y no me considero un aprendiz”.

El Galardón Leyenda Vivienda lo obtuvo con un textil similar a los que se hacían a principios del siglo XVIII con añil, porque adora ese color… “es el único que proporciona el planeta en tono azul”.

Para Ignacio, elaborar artesanías textiles con tintes naturales es su mayor pasión y por ello no le importa pasar la mayor parte del día detrás de un telar confeccionando un gabán, un sarape o una cobija, ni ir al campo a recolectar plantas para obtener los colores que necesita.

Él es artesano textil por herencia y porque está convencido de la necesidad de que las nuevas generaciones conserven las tradiciones de sus ancestros, al grado que está interesado en mantener en operaciones los telares que hay en la casa de sus padres en Contla de Juan Cuamatzi.

“Desde los 8 años de edad, desde que tengo uso de la razón, estoy relacionado con la artesanía. De hecho mi padre fue mi primer maestro y de él he retomado todo lo posible”, expresa a La Jornada de Oriente.

Este joven, de 29 años de edad, ganó el galardón de la rama textil del XX Concurso Estatal de Artesanía Tlaxcala 2011 con un sarape en tintes naturales al que denominó tocatl (significa araña en náhuatl).

Explica que en casa de sus padres (Claudio e Ignacia) tiene un taller familiar y por eso se dedica a realizar trabajos textiles en lana y en ocasiones hace mezclas de tintes por pedido especial.

“El 100 por ciento del proceso es manual, desde montar una tela hasta el terminado, a excepción  de la materia prima que es el hilo, el cual compramos ya preparado para tejer”, anota.

–¿Qué deben hacer las generaciones actuales para mantener viva esta tradición?

–Hay que retomar la artesanía como una actividad complementaria, no necesariamente como la principal fuente de ingresos. Si los jóvenes de hoy en día estudiaran y se interesaran por esta cultura,  sería interesante porque conservaríamos la tradición sin perder una fuente de ingresos económicos.

–¿Qué es lo que más te atrae a ti como persona?

–Me atrae más el color, ya sea en la pintura, en el textil o en los tintes naturales, me encanta ver como se obtiene de la naturaleza toda esa pigmentación, todo el colorido e imprimirlo en fibras animales o vegetales. Me apasiona en sí el color.

–¿Cuál es tu color favorito?

–El azul marino intenso, porque en el proceso que sigo de los tintes naturales es el más difícil de obtener y el azul sólo existe en la naturaleza de una sola planta, entonces es de gran importancia para mí porque si no existiera la planta llamada añil índigo, el azul no existiría.

–Los colores transmiten emociones, ¿tú qué transmites a la gente con tus artesanías?

–Me gusta transmitir diferentes emociones en cada obra que hago; por ejemplo, si quiero transmitir alegría, hago un diseño con movimiento, con expresión, con colores cálidos como el rojo y café. Si quiero expresar enojo o tristeza, cambió totalmente, un trabajo netamente sucio, agresivo, para que el espectador al verlo refleje ese sentir tan oscuro, con unas tonalidades quizá negra, gris o más fríos como el azul.

–¿Por cuál estado de ánimo te inclinas más?

–Creo que son dos facetas, no me inclino por ninguna, prefiero expresar las dos de acuerdo con el tema que esté realizando.

–¿Qué te hace estar feliz o triste?–, se le pregunta.

–Cuando estoy triste son por muchas cosas, los problemas económicos que nos invaden a todos, ver las clases sociales tan desiguales, eso me pone más triste. Lo que me pone alegre es mi familia, es la parte que me motiva a hacer cosas alegres.

–¿Cita tres cosas que no debes hacer dentro de tu profesión?

–No copiar los trabajos que hago, creo que es algo que no va conmigo, si todos nos interesáramos por crear un poquito, impulsaríamos la artesanía textil y todo el arte en general. Otro es no mentirle a la gente, esto es, tratar  de decir algo sobre un producto que no lo es. Tercero, sentirme algo que no soy, soy alguien que simplemente es parte de algo, no soy alguien que representa un medio o una tradición, solo soy parte de ella.

–Si fueras un objeto o pieza, ¿qué quisieras ser?

–Una obra de arte, una pintura, algo con mucho color que haga reflejar y sentir.

“Un tejido con muchos colores vivos y no tan vivos, con muchos colores”.

–¿Tienes algún héroe?

–Todos los tenemos, no podría decir que soy fan, me gustan las caricaturas y las películas de acción, pero no tengo uno en específico. Tengo figuras a quien trato de alcanzar, en este caso mi primer objetivo fue mi papa (Claudio Netzahuatl) y el segundo  mi maestro Juan de la Cruz.  A nivel nacional admito al maestro Toledo y en Tlaxcala al maestro Desiderio Hernández Xochitiotzin.

–¿Cuáles son las características que debe tener un artesano?

–Creo que la paciencia es lo único que se requiere. A partir de la paciencia nace la creatividad y el talento para realizar una prenda. La elaboración de los textiles requieren mucho tiempo, se lleva desde una semana hasta medio año terminar un  trabajo, todo depende de la complejidad de la misma, por eso el requisito indispensable es la paciencia.

–¿Un artesano nace o se hace?

–Las dos cosas, cuando uno nace en un entorno artesanal, por el simple hecho de ver y estar en contacto con esa actividad se va uno adentrando y de ahí nace el amor por la artesanía. Pero para elaborar algo hasta llegar a hacer una obra maestra se requiere decisión y paciencia.




Leave a Reply

Your email address will not be published.