Pobladores de San Juan Huactzinco retuvieron a un militar

Pobladores de Huactzinco amarraron de las manos a un elemento castrense y lo pasearon por diversas calles de la comunidad, enardecidos por los casos de robo que se han presentado en lo que va del año en este municipio. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

Elementos de la 23 Zona Militar rescataron a uno de sus compañeros que estaba retenido por un grupo de pobladores de San Juan Huactzinco, quien vestido de civil había acudido a esa población para recabar información sobre la detención de una banda de delincuentes dedicada al robo de vehículos.

Los pobladores, enardecidos por los casos de robo que se han presentado en lo que va del año en este municipio, amarraron de las manos a este elemento castrense y lo pasearon por diversas calles de la comunidad, a pesar de la presencia de dos convoyes de militares que se presentaron en apoyo de su compañero.

La retención de Ariel N., se registró frente a las instalaciones de la presidencia municipal, donde algunos de los habitantes también arremetieron contra reporteros que cubrían el evento, principalmente contra fotógrafos y camarógrafos, por presunto temor de que sus rostros aparecieran difundidos en los medios de comunicación y posteriormente sean detenidos por sus actos.


Previamente, el mayor Rubén Herrera Martínez trató, sin éxito, de negociar la liberación de su compañero, a quien la turba acusaba de ser parte de la banda de seis personas detenida la madrugada de este martes, cuando trataba de robar una camioneta estacionada sobre la vía pública.

El grupo de pobladores hizo caso omiso a la credencial de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) que presentó Ariel N., y entre empellones y amenazas de linchamiento lo obligaron a caminar por diversas calles de la población hasta que fue rescatado por los militares mediante el uso de la fuerza.

Tras ello, los habitantes enardecidos por la acción militar regresaron a la presidencia municipal y prendieron fuego a una motocicleta en la que se trasladó el elemento castrense retenido, quien forma parte del área de Información de la 23 Zona Militar ubicada en el municipio de Panotla.

En entrevista, el secretario del ayuntamiento de San Juan Huactzinco, Arnulfo Pérez Robles reconoció que en lo que va del año ha habido un incremento en el índice delictivo en este municipio de alrededor de 10 mil habitantes, lo que ha provocado la molestia de la población.

De acuerdo con sus reportes, de enero a la fecha se han registrado cinco robos de vehículos, cuatro a comercios y seis a transeúntes. Dijo que de los 18 policías que conforman el cuerpo de seguridad pública de la Comuna, solo cuatro tienen permiso para portación y uso de arma, mientras que el resto está en el proceso de certificación.

Refirió que los seis detenidos, quienes fueron trasladados a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) para el inicio del proceso legal correspondiente, son originarios del estado de Puebla y que aceptaron haber cometido varios de los robos de vehículos en esa población, en virtud de que son huachicoleros.

Entre los comunicadores agredidos estuvieron Vianney Jaimes Flandez, del portal Contraste Tlaxcala; César Rodríguez de El Sol de Tlaxcala y Alfredo González, de la página Gentetlx, a quienes intentaron arrebatar sus cámaras, con la finalidad de que no continuaran realizando su labor informativa.

Los hechos

Arnulfo Pérez informó que entre la una y dos de la mañana de este martes, elementos de seguridad pública municipal detectaron una unidad vehicular sospechosa, cuyos integrantes al notar la presencia de la policía emprendió la huida, pero fueron detenidos más adelante tras una persecución.

Los policías solicitaron que se identificaran, pero al no hacerlo los remitieron a los separos de la comandancia de la policía municipal para posteriormente trasladarlos a la PGJE. En este operativo, informó el funcionario municipal, participaron tres elementos policiacos y los detenidos fueron seis.

Para ese momento ya se había concentrado un grupo de alrededor de 100 habitantes frente a la presidencia municipal a fin de tratar de informarse de la situación, pues alguien más había tocado las campanas de la iglesia para alertar sobre la detención de la banda delincuencial.

Parte de la gente congregada se retiró cuando se enteraron que las seis personas detenidas habían sido trasladadas a la PGJE, sin embargo, otro grupo decidió permanecer en el lugar para exigir al edil Alfredo Valencia Muñoz –quien no se encontraba en la alcaldía– mejorar la seguridad pública.

Fue entonces que llegó el militar para realizar labores de información, en virtud de que la banda detenida se trataba de huachicoleros.

El militar fue paseado por diversas calles

Al principio, Ariel N., se presentó como periodista, pero tras no mostrar una identificación aclaró que pertenece a la 23 Zona Militar, por lo que gente ya no le creyó y decidió retenerlo hasta que fue rescatado por otros militares cerca de las 10 de la mañana.

Ya pasados los hechos, se presentó el director de Gobernación, Joaquín Flores Nohpal, quien sostuvo una reunión con funcionarios municipales, a quienes pidió que regulen la venta de alcohol, pues varios de los que se encontraban en el lugar de los hechos estaban en estado etílico. También les sugirió que en vez de tener más personal administrativo, que contraten a más policías que cumplan con los perfiles de los exámenes de control y confianza.

El secretario del ayuntamiento informó que tras este conflicto, se logró un acuerdo para que elementos de la policía estatal y militares realicen rondines por este municipio.