El hip hop, un medio de libertad de expresión y creación: Minor

A través de CypherTlx18, Miguel Minor, Daniel 4×4 y Uriel Flores continúan con su intensa labor para crear comunidad del hip hop en el estado y a la vez, este género se convierta en una forma para que internos del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Tlaxcala demuestren que su reclusión no es obstáculo para manifestar su libertad de expresión y creación.

Al respecto, Miguel Minor refirió que con este proyecto buscan documentar cómo el hip hop deja un precedente en todos los espacios, “cómo percibimos la esencia de los lugares donde los invade la expresión”, para lo cual iniciaron estas actividades en el Cereso de La Loma Xicohténcatl y lograron la colaboración de dos internos, Lerby N. y Seth N., quienes “nos relatan su paso y el proceso de reinserción social. Ambos, nos cuentan un retrato cotidiano sobre cómo es vivir en cana como ellos lo relatan”.

La meta es la producción de la canción Prisión de la serie CypherTlx18, la cual será grabada por el grupo Elegancia 29. “La idea es grabar en una sola toma en audio y video para dar paso a una sesión ocupando como locación los pasillos del Cereso de Tlaxcala”, explicó.


Tanto Lerby N. como Seth N. están por diversos delitos, “sin embargo en su proceso de readaptación se ofrecen diferentes actividades dentro del penal, llevan a cuestas un sinfín de historias que como cronistas plasman en libretas llenas de rimas de rap”.

Miguel Minor se encarga de la producción audiovisual, mientras que Daniel 4×4 es el responsable de producir los ritmos musicales inéditos, así como su grabación, y a Uriel Flores le corresponde la documentación visual.

“Esta liga de demostración de habilidades ha reunido a diversos raperos del estado de Tlaxcala con diferentes temáticas, uniendo lazos entre ellos para crear comunidad entre el hip hop en la entidad y mostrarlo como un movimiento social que sacude conciencias mediante diferentes temáticas”, comentó Miguel Serrano, en entrevista.

“Como Lerby y Seth lo relatan: Lejos de por qué estamos dentro del penal, tratamos de mostrar lo que llevamos en el corazón y en el alma, parte de lo que vivimos en cana, parte de lo que sufrimos con la familia y la gente que nos acompaña”.

Sin duda, abundó Miguel Minor, ambos están convencidos de proyectar al hip hop de manera distinta, “porque la óptica cambia cuando te encuentras recluido, las formas de ver la vida cambian en demasía. En este capítulo tratamos de imprimir la experiencia de entrar al penal, las revisiones con la policía, el ambiente con los demás internos”.

“Lerby N. nos cuenta que inició escribiendo rap a los 14 años. Cuenta que la vida da muchas vueltas, aquí en La Loma somos seres humanos que hemos cometido errores y a pesar de ello le seguimos echando ganas, ahora a través del rap, nos tocó representar la voz del penal, queremos reflejar lo que nos duele, que la familia está pasando esta cruz con nosotros, nosotros queremos decir que detrás de estar barras de acero hay talento, a través de la música nos refugiamos muy bien”, rememoró el productor.

Mientras que reveló que “Seth N. dice que la música te empieza a jalar porque quieres expresar lo que has vivido, con múltiples formas, quizá esta cana no sea de las peores, pero no deja de ser cana, y de ahí surge el de ser abandonado, por ello queremos manejar nuestra expresión a través del hip hop porque estamos encerrados, pero somos humanos”.

Para Miguel Minor, quien acaba de regresar de Guerrero donde produjo el video clip Ixkaki Kuale para el grupo Colectivo Ometéotl, “los ritmos del piano y los sintetizadores serán testigos de este capítulo, para percibir un poco la realidad desde la cárcel, con la premisa de volver a sentir el hip hop y dejar por un día las letras banales y sin sentido que han inundado el movimiento”.