Hay certámenes de belleza que no cumplen lo que ofrecen a las participantes: Machorro

Con la idea de recuperar la credibilidad en los certámenes de belleza y cumplir lo que se promete a las participantes, el próximo 22 de junio se llevará a cabo la final estatal de Miss Petite Tlaxcala 2018, en la que siete jóvenes originarias de Apizaco, Tlaxco, Contla de Juan Cuamatzi y Tlaxcala buscarán obtener el cetro en el evento a realizarse en el Teatro Universitario de la UAT.

En conferencia de prensa, Nadia Karina Moreno y Eduardo Machorro, ambos directores del concurso estatal, expusieron que en este concurso de belleza pueden participar jóvenes de 18 a 27 años de edad, solteras, que no sean madres y que tengan preparación académica.

“Buscamos niñas que tengan el sueño de luchar por una corona, demostrar de qué están hechas las mujeres mexicanas y dar a conocer las costumbres, tradiciones y riqueza que tiene nuestro país a través de sus conocimientos”, agregó Eduardo Machorro, quien recordó que el año pasado la etapa nacional se llevó a cabo en Tlaxcala gracias al apoyo de la Secretaría de Turismo del Estado (Secture), donde fue electa Paola Camacho (de Guerrero), quien a su vez representó a México en el certamen internacional que se realizó en El Salvador y logró la corona.


Mencionó que las jóvenes no deben tener una estatura alta, a diferencia de otros certámenes de belleza en el mundo, por lo que en este concurso las participantes asumen el lema de que la mujer bella no se mide por centímetros, sino de qué está hecha.

En tanto, Nadia Karina Moreno destacó el interés de las jóvenes por participar en el certamen, “ya que me puedo dar el lujo de decir que es el mejor certamen Petite que tiene México”.

También estuvo presente la tlaxcalteca Sandra Flores, quien fue Miss Petite México 2017.

El concurso nacional de Miss Petite será del 3 al 9 de septiembre en Taxco de Alarcón, Guerrero.

Para elegir a las finalistas en la fase estatal, explicó que se llevó a cabo un casting virtual, por medio de Facebook, después se les hizo otro casting presencial para corroborar que cumplan con la estatura, el peso, cualidades, actitudes y aptitudes. Se reclutaron alrededor de 20 participantes y quedaron siete finalistas.

Eduardo Machorro mencionó que Miss Petite México es el mejor concurso de belleza del país, dado que desde un principio ese es el objetivo, que las niñas vuelvan a creer en los certámenes, al igual que la gente que está detrás.

“Lo que pasa es que muchas veces los certámenes ya están un poco maleados y prometen a las participantes cosas que no se cumplen. Nosotros buscamos que lo que se dice, se cumple. El año pasado recibimos a representantes de 28 estados de la República en la fase nacional y la ganadora fue Paola Camacho, representante de Guerrero, y creo que ningún estado se fue con comentarios negativos”, sostuvo.

Tras referir que este año se inscribieron los 32 estado de la República para contender por la corona nacional, indicó que no consiguen muchos patrocinios, “sólo hasta cierto nivel se necesita de la ayuda de alguien más, este año tenemos pocos patrocinadores, a lo mejor son de vestidos, de ciertas cosas que no son tan costosas y decidimos llevar a cabo toda la realización del evento, desde el montaje, las invitaciones, el vestuario, la preparación, todo con nuestros recursos para no ser los mismos de siempre, que llenan una lona con 10 mil patrocinadores y a la mera hora no reciben más que la publicidad de una lona”.

Concluyó que en el certamen se dan a conocer las jóvenes y no las marcas, aunque no dio a conocer un monto promedio del costo que implica la organización de este certamen.