Ha asegurado Coepris dos instalaciones de embotelladoras de agua

Al mes de noviembre, la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris) aseguró un par de instalaciones de empresas dedicadas a embotellar agua, debido a que detectó que la distribución de sus áreas era inadecuada, informó Gabriela del Razo Becerra, titular de este organismo.

Es un programa muy específico que llevamos a cabo por un convenio firmado por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y el gobierno del estado de Tlaxcala, comentó.

De esta manera –explicó- se lleva a cabo la vigilancia de empresas que se dedican a la producción de agua y de hielo. En total se han identificado más de 300 de este tipo que funcionan en la entidad.


Recientemente se llevó a cabo un foro para actualizar el padrón y fortalecer el conocimiento de los empresarios sobre la norma sanitaria que deben cumplir; también para dar asesoría en algunos temas y técnicas de la purificación, dijo.

Consideró que hasta el momento la Coepris mantiene una comunicación adecuada con productores de este giro; “pero –afirmó- en caso de que hubiera alguna deficiencia, desde luego, aplicaremos sanciones. Lo hemos hecho”.

En lo que va del año, la Comisión ha asegurado un par de instalaciones, sobre todo por la inadecuada distribución de sus áreas, pues cada empresa debe cumplir con una normatividad específica en cuanto a la separación de procesos.

Esos establecimientos tienen que observar la legislación, “para lograr una óptima calidad del agua que van a poner en las mesas de las familias tlaxcaltecas”, acentuó.

La funcionaria sostuvo que la institución no ha emprendido ningún procedimiento contra esos negocios por una mala condición o contaminación del líquido embotellado que expenden al consumidor.

Las irregularidades se corrigen con base en el procedimiento y la gravedad de la situación. En este caso hemos entrado a suspender temporalmente y a asegurar las instalaciones en tanto se enmiendan las fallas y nuevamente se realiza una verificación; si están al 100 por ciento se les permite continuar con sus operaciones, anotó.

Del Razo Becerra puntualizó que se han aplicado algunas multas, pero ninguna clausura total. Las quejas son recibidas por las gerencias regionales de Coepris y por sus oficinas centrales o por instituciones de seguridad pública.