¿GOBERNANZA O GOBERNABILIDAD? USO DE CONCEPTOS SIN ATENDER A SIGNIFICADOS

¿Gobernanza o gobernabilidad? “Que la gobernanza se mantenga en todo el territorio”. “Gobernanza con voluntad política”. “Está garantizada la gobernabilidad“. Son frases que reflejan el uso de conceptos sin atender al significado.

Gobernanza es un modelo distinto al de gobernabilidad. Se caracteriza “por un mayor grado de cooperación entre los gobiernos y administraciones públicas y actores no gubernamentales en la hechura de las políticas públicas.”

Resulta difícil mantener la gobernanza o hacerla con voluntad política, porque se trata de un “proceso” permanente en construcción de nuevas formas de dirigir a la sociedad. En el que, el Estado –el gobierno– no es el actor principal.


Habrá que determinar el tipo de gobernanza que se propone para Tlaxcala. Ya que existen “tres modos de regulación en una sociedad: jerárquico (por la autoridad), económico (por el mercado) y heterárquico (por redes auto organizadas y asociaciones).”

En México, las concepciones de gobernanza del Banco Mundial (BM), el Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) son dominantes.

Democracia, mercado y sociedad civil juegan un papel importante. La democracia tiene que ver no solo con la realización de elecciones, sino con un proceso de “concientización” para que los ciudadanos se ocupen más de las cuestiones de gobierno. Construir ciudadanía.

El mercado se refiere a la desregulación–reducción del gasto y del tamaño del Estado, para disminuir la intervención del Estado en la economía y la sociedad, así como en el fortalecimiento de las capacidades estatales. La gestión pública.

Como apunta Luis F. Aguilar: “gobernanza significa el cambio de proceso/modo/patrón de gobierno: el paso de un centro a un sistema de gobierno, en el que se requieren y activan los recursos del poder público, de los mercados y de las redes sociales.”

El Instituto de Investigación en Políticas Públicas y Gobierno (IIPPyG), El Colegio de México (Colmex), el ITAM o el CIDE pueden ayudar en la tarea de alineación teórica y conceptual del gabinete.