Gobernador necesita que candidatos del PRI ganen sus elecciones: Domínguez

El candidato al Senado de la coalición Todos por México, Florentino Domínguez Ordóñez admite que el PRI ha cometido errores y desaciertos, al grado que en esta elección le pasan facturas. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

A pesar de los llamados de atención para que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) mantenga la unidad y haga una tregua entre las diferencias internas, dicha petición es innecesaria, consideró el candidato al Senado de la República de la coalición Todos por México, Florentino Domínguez Ordóñez, quien reiteró que existe cohesión y unidad entre las huestes del tricolor, ya que “tenemos claro que juntos, los priistas, somos invencibles”.

Además, aseguró que en “el marco de la legalidad y de su activismo”, el principal interesado en que el PRI y sus candidatos ganen en los comicios del 1 de julio es el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez, ya que “necesita aliados” para gestionar recursos federales y, sobre todo, “garantizar la gobernabilidad en Tlaxcala” a partir de ser mayoría en el Congreso local.

En entrevista con La Jornada de Oriente, el también ex secretario de Gobierno en la actual administración estatal hace un balance y una perspectiva a 40 días de la jornada electiva del 1 de julio, el día de la elección concurrente en la que, en el caso de Tlaxcala, se elegirán al presidente de la República, senadores, diputados federales y legisladores locales, y considera que el principal adversario del PRI no son sus candidatos locales, sino Andrés Manuel López Obrador.


Ataviado con su “uniforme de campaña, que es la ropa de siempre”, acepta hablar de todo y al hacer un análisis de lo realizado en 50 días de campaña, afirma que la fortaleza del PRI para revertir sus condiciones es la estructura, el trabajo de campo y la unidad.

“Ha sido un recorrido extraordinario, en un encuentro permanente con la ciudadanía, porque la fortaleza del Profe., y su éxito es en el apoyo popular y es lo que tenemos porque nos hemos identificado plenamente con la ciudadanía, porque va en busca de ellos, los visita en sus casas, dialoga con la gente y los mira a los ojos, y siente el apoyo que se genera a la candidatura al Senado de la República, a los candidatos del PRI y, desde luego, a nuestro candidato presidencial Pepe Meade”.

–¿Cómo pinta la campaña cuando a nivel nacional las cosas no son sencillas ni favorables para su partido?–, se le inquiere.

–Bueno, todos los contextos que rodean a una contienda política son diferentes de un estado a otro, incluso en nuestro propio estado y he percibido que el contexto es favorable para la fórmula PRI, y lo digo con certeza, porque la política siendo una ciencia y un arte, en el tema de la ciencia debe uno tener datos profundamente duros para tomar decisiones y tener la certeza de que vamos por buen camino, apunta.

–¿Entonces esta inercia de la elección presidencial no está haciendo mella en Tlaxcala?–, se le cuestiona.

–No lo he sentido. En los encuentros con la ciudadanía no hemos tenido rechazos sino hasta empatía, lo que yo percibo es que lo que se dice en el contexto nacional no es el que existe en el escenario local.

En esta condición, el priista refiere que una de las principales fortalezas que tiene y que le ha permitido avanzar es que “mi sencillez y trayectoria en lo personal y profesional ha estado llena de aciertos y a la altura de las circunstancias, la historia personal, profesional y pública me ayudan a hacer empatía con la gente, además mi origen, emanado de las propias entrañas del pueblo, me ayudan a hacer equipo con la sociedad”.

–Pero los estudios demoscópicos dan cuenta que ustedes no van en primer lugar de preferencias, ¿qué tanto les pega eso?

–Nosotros tenemos claro que estamos en un nivel altamente competitivo y de hecho nosotros no tenemos al adversario en las fórmulas locales, pero hay que reconocer que nosotros tenemos un adversario, que por el antecedente histórico de haber quedado en condiciones óptimas en el estado en dos elecciones, eso genera apoyos a otras fórmulas, pero nosotros vamos a vencer porque operamos en donde se debe, en el encuentro con la ciudadanía, que es algo que otros no hacen.

Abunda: “Nosotros no dependemos de ninguna figura, nosotros tenemos una relación de empatía total con nuestro candidato a la Presidencia de la República y nosotros lo promovemos, e incidimos para que él lleve los mismos resultados que nosotros llevamos, dependemos del trabajo que nosotros hacemos”.

No obstante, el ex líder sindical magisterial admite que su partido también ha cometido errores y desaciertos, que en esta elección les pasan facturas.

“Ha habido gobernantes en algunos casos que nunca debieron haber llegado a ningún espacio de poder como al que llegaron, porque cometieron excesos y abusos sin límites y eso nos perjudicó”, acota, tras referir que por desgracia dichas condiciones no fueron ni son privativas del PRI, “sino de otros partidos”.

“Qué hay que hacer, pues simple, quien accede a un espacio de poder, debe tener presente que se debe a la ciudadanía y lo que menos debe hacer es olvidar por qué está ahí, cumplir las expectativas que genera, porque ese es un gran problema de los políticos que generan muchas expectativas que no cumplen y ahí es donde viene el reclamo y la desconfianza de la gente”.

–En este sentido, hay la visión de que las elecciones también son el referéndum a los gobiernos en turno, ¿hasta dónde estos comicios son una evaluación al mandato del gobernador Marco Mena?

–No lo veo así, como un referendo a la administración pública estatal o municipal, sino que es un proceso electoral en donde están en competencia tres coaliciones y en donde la ciudadanía tiene tres opciones para escoger, la que tiene un camino certero, la que ha establecido propuestas concretas, cumplibles , no utópicas e ilusas, y otras dos opciones ahí están, en las que la ciudadanía tiene la última palabra de decidir, si en función de las propuestas, pero también de los candidatos que hoy juegan y en el caso del Profe., que además de la marca PRI que es importante en Tlaxcala porque hay mucha gente priista de hueso colorado, tenemos al Partido Verde, Nueva Alianza y Partido Socialista, que también juegan, y en lo personal tenemos una campaña política que se ha convertido en un gran movimiento social, en donde cabemos todos y porque ven al Profe., como una opción real de resultados en caso de que llegue al Senado de la República.

–Sin embargo, hay llamados de atención de la dirigencia nacional y sectores para olvidar las diferencias en Tlaxcala y salir unidos, ¿sí existen diferendos, hay fracturas?–, se le pregunta.

–No, lo que pasa es que el dirigente nacional (René Juárez Cisneros) hace un llamado, porque efectivamente y lo he dicho siempre, juntos somos invencibles, y como dirigente estatal del PRI quise que permeara esa frase, que no es una frase dominguera, sino cargada de una connotación profunda y real, porque unidos, los priistas, somos invencibles, pero es una invitación que nos hace la dirigencia a toda la militancia que en caso de que hubiera alguna dimisión, diferendo, que se haga una tregua y vámonos todos juntos.

–¿Y es necesaria una tregua entre los grupos políticos del PRI en Tlaxcala?–, se le insiste.

–No debiera, porque no veo que debiera haber una tregua en el PRI, porque no veo que al interior del partido haya enemigos y adversarios, porque esos están afuera, esa expresión es una invitación obligada para conminar a todos los liderazgos a que nos sumemos en esta contienda, porque sabemos que unidos somos invencibles.

–Como líder de la bancada del PRI en el Congreso, usted decía que su fracción debía ser corresponsable con el gobierno del estado y la pregunta ahora es: ¿existe esa reciprocidad del Ejecutivo con sus candidatos y partido en este proceso electoral?

–Bueno, Marco Mena, siendo el primer priista de Tlaxcala, lo ha dicho en público que él no estará ni más ni menos cerca de aquello que le permita la ley, entonces él ha demostrado estar cerca de su partido y de sus candidatos, y así lo ha hecho en todos los eventos públicos a los que se ha presentado ejerciendo sus derechos políticos y estoy seguro que lo seguirá haciendo y que está interesado en la victoria de los candidatos del PRI.

“Además, el gobernador sabe que tener a senadores y diputados federales aliados, le puede significar mayor desempeño con obras de alto impacto, y también le deben significar aliados políticos que le pueden ayudar a realizar gestiones trascendentes en el centro del país, y de igual manera, él siendo diputado local en algún momento, sabe que la gobernabilidad del estado depende mucho de lo que suceda en el Congreso del estado y entonces, por eso creo que los candidatos a legisladores locales habrán de vencer en este proceso, porque ahí está la gobernabilidad, así que no tenemos más que seguir unidos”, concluye.

Pie de foto:

El candidato al Senado de la coalición Todos por México, Florentino Domínguez Ordóñez admite que el PRI ha cometido errores y desaciertos, al grado que en esta elección le pasan facturas