Funcionario de gobierno trató de inhibir la huelga de hambre de docente

Funcionario de gobierno trató de inhibir la huelga de hambre que inició el pasado lunes, la docente Magdalena Piscil Baleón en el zócalo capitalino. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

Un funcionario del gobierno estatal habría intentado inhibir la huelga de hambre que inició el pasado lunes, la docente Magdalena Piscil Baleón en el zócalo capitalino para exigir a la Unidad de Servicios Educativos de Tlaxcala (USET) su reinstalación en su centro de trabajo de acuerdo con un resolutivo emitido por la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA) desde 2016.

De acuerdo con la profesora, quien de paso negó que autoridades de la USET la hayan contactado ya para analizar su asunto –como lo afirmó la dependencia a través de un comunicado de prensa la tarde del lunes anterior–, el servidor público le insistió en reiteradas ocasiones a que lo acompañara a tomar un café y a comer un baguette y platicaran sobre su exigencia.



Para la docente, la actitud del funcionario representa una forma de intimidación y un intento de inhibir su huelga de hambre, por lo que no descartó que acuda a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y a la Contraloría del Ejecutivo (CE) para presentar sendas por estos hechos y por la negativa de la USET a proceder con su reinstalación en la primaria Josefa Ortiz de Domínguez de la comunidad de Tlacualoyan, municipio de Yauhquemehcan.


Desde primeras horas del pasado lunes, Piscil Baleón inició su huelga de hambre debido a que la dependencia se niega a reubicarla en el servicio, pese a que existe un dictamen de la JLCA en ese sentido. La docente fue despedida de manera injustificada en 2012, pero la autoridad laboral resolvió a su favor desde 2016.

Se presentó una persona de Gobernación para pedirme que fuéramos a la Junta Local para que revisáramos mi expediente, yo le dije que no podía irme, que necesitaba que vinieran mis abogados, mientras estábamos platicando me dijo: mire por qué no le invito un café con un baguette para que esté más tranquila, contó la profesora, quien lleva ya más de 24 horas sin probar alimento alguno.

Siento que lo que él pretendía era que me quitara de aquí. Pero le dije que no, que no podía hacerlo hasta que llegaran mis abogados, cuando llegaron ellos, dialogaron. Mis abogados tienen las facultades de dialogar y decidir las cosas, pero la persona insistió en que no podía quedarme aquí (frente a Palacio de Gobierno) y que tenía que ir con ellos a la Junta Local.

Piscil Baleón ratificó su disposición a dialogar con las autoridades, siempre y cuando la USET le presente un documento en el que se comprometa a la reinstalación “sin ningún pretexto”. Dijo no recordar el nombre del funcionario gubernamental, pero sí se identificó cuando se presentó con ella, “es un hombre alto, moreno”, recordó.

Asentó que es “totalmente falsa” la información que difundió la dependencia por medio de un comunicado, en el que se asegura que la directora de Relaciones Laborales, Claudia Inés Xochihua Rodríguez ya hizo contacto con la docente para resolver su caso. “Nadie ha llegado más que esa persona que se acercó”.

Criticó que las autoridades del sector no esperaron a que se resolviera su demanda laboral y asignaron su plaza a otro docente.