Flores Espina: aún es complejo tramitar créditos ante Financiera Rural

Aunque la Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero (FND) ha incrementado la inversión para 2017, el trámite para obtener crédito todavía es complejo, pues, entre otras cosas, se deben presentar estados financieros y asegurar la producción, señaló Claudio Flores Espina, dirigente estatal de la Central Campesina Independiente (CCI).

“Es un programa importante para los campesinos; sin embargo, el gobierno estatal ha mostrado desinterés en el sector, lo cual dificulta el acceso a los apoyos”, dijo.

Expuso que muchos agricultores aspiran a tener un crédito para mejorar sus condiciones, debido a que en el campo se enfrenta una situación complicada por cuestiones climatológicas y por otros factores añejos, como los efectos del Tratado de Libre Comercio (TLC) en los precios de los granos, principalmente del maíz, a un valor “muy bajo”.


Pero –añadió– la FND otorga apoyos de hasta 240 mil pesos para quienes tienen un promedio de 20 hectáreas y a quienes rebasan esa suma de dinero, se les cobra 11 por ciento de interés. “Veo mucha desconfianza hacia el campesino”.

“Si alguien quiere maquinaria tiene que pagar ese porcentaje, es una ayuda pero ya no es lo mismo, pues debería ofrecer una tasa menor para que el proyecto sea viable”.

Cuando el ciclo agrícola se pronostica favorable –apuntó–, los agremiados a la CCI tramitan un crédito, pues sí es un beneficio, pero en el caso de la FND, se deben cubrir varios requisitos, como estados financieros.

“Eso es lo que hace que muchas veces la gente decida no pedir, no endrogarse, porque  además de la deuda, tendrá que pagar a un contador que le ayude a elaborar el proyecto, lo que significa que los costos se eleven”, citó Flores Espina.

Además de que tienen que asegurar sus cosechas, sin embargo, ya no pueden participar en el Seguro Catastrófico que entrega el gobierno, “por lo que es algo increíble”.

Flores Espina señala que la CCI analizará viabilidad de solicitud

Consideró que si el agricultor asegura su producción para ser acreedor a un financiamiento, “justo sería que en caso de pérdidas, el gobierno también le dé una indemnización, en reconocimiento a la apuesta que se hace para invertir”.

Para este año, la CCI analiza la situación y la posibilidad de solicitar algunos créditos con la FND. No se descarta mezclar recursos “para hacer cosas”, pero primero se debe tener respuesta sobre peticiones presentadas ante la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), aseveró Flores Espina.