FIRA informa que ya operan siete parafinancieras en la entidad a partir de este año

El residente estatal de Fideicomisos Institutos en Relación con la Agricultura (FIRA), Alberto Carrizales Guevara dio a conocer que a partir de este año ya operan siete parafinancieras que ayudan a la colocación de créditos por regiones en la geografía estatal.

Refirió que las parafinancieras son empresas que ayudan a FIRA a colocar créditos con pequeños productores que no tienen acceso a la banca por la falta de garantías, por el tipo de tenencia de la tierra o por no llevar estados financieros al día, entre otros aspectos.

El funcionario federal detalló que estas instituciones de gestión de crédito operan en Cuapaixtla, donde se dio financiamiento a los pequeños productores para la siembra y además se brindará apoyo para el acopio y la comercialización de granos a las personas que trabajan en el esquema de modernización de la infraestructura.


También operan dos parafinancieras en Calpulalpan, una en Benito Juárez, dos en Hueyotlipan y otra más en Tlaxco, las cuales están enfocadas a financiar actividades propias de la agricultura, pues es el sector donde se dificulta atender más los requerimientos de inversión del productor.

“El pequeño productor requiere montos muy bajos de crédito y no cuenta con garantías, entonces se necesitan conformar parafinancieras… es un proceso muy complicado integrarlas, pues hay que poner en marcha mecanismos al interior de estas representaciones que les permita tener bien el control de cartera, la administración de títulos de crédito y la gestión. Todo eso les permite operar en condiciones muy seguras y que genere confianza en los bancos para que les canalicen las líneas de financiamiento”, especificó.

Las parafinancieras las encabezan productores de las zonas donde se abrieron, ya que son ellos quienes conocen a los campesinos y ya no piden la garantía como en un banco, pues los conocen y saben si pueden confiar en las personas para facilitarles el acceso a los insumos del campo.

“Procuramos que sean empresas regionales o locales, pero no es tan sencillo porque el perfil de la parafinanciera es que tenga una buena administración, apertura para echar andar los esquemas de control, es un pequeño banco pero con mecanismos más sencillos, lo cual ayuda al pequeño productor rural a conseguir un crédito”, apuntó.

Recordó que la representación en Tlaxcala de FIRA colocó mil 110 millones de pesos en saldo de cartera en el primer trimestre de 2018, a través de créditos para el fomento de la agroindustria y apoyo a otros sectores productivos.