Festejo de Sedesol y robo

Ayer jueves, Tlaxcala se sumó a las actividades de festejo por los 25 años de la creación de la Sedesol, dependencia que fue instaurada para coordinar y dirigir las políticas sociales para reducir las condiciones de pobreza y rezago de la población mexicana.

Como en toda celebración, las autoridades federales y estatales resaltaron las bondades y beneficios de, en este caso, la dependencia festejada, cuyos programas, afirmaron, han permitido sacar de la brecha de pobreza extrema y el rezago a miles de mexicanos durante este cuarto de siglo.

No se habló, por supuesto, de las deficiencias y limitaciones para abarcar a un mayor número de población, tampoco del uso clientelar que se da a sus programas de apoyo, sobre todo en tiempos electorales, pese a las estrategias, candados y sanciones que se implementan para evitarlo.


De acuerdo con datos del Coneval citados por la delegada Mariana González Foullon durante el evento de celebración, en la presente administración federal más de 29 mil tlaxcaltecas superaron su condición de pobreza extrema y más de 106 mil accedieron a servicios de salud, 55 mil a los servicios básicos y de vivienda y 73 mil hicieron frente a la carencia de acceso a la alimentación.

Al festejo de ayer fueron trasladados cientos de beneficiados de los programas de la Sedesol de diversos municipios, a quienes después de una espera de aproximadamente tres horas, les proporcionaron un refrigerio.

De la celebración de los 25 años de la lucha contra la pobreza de la Sedesol, también se beneficiaron los amigos de lo ajeno en detrimento del fotorreportero Jesús Lima, pues al término del evento celebrado en el domo blanco cuando fue por su automóvil que dejó en el estacionamiento del centro expositor, se dio cuenta que le robaron su auto estéreo. ¡A plena luz del día y pese al operativo implementado para vigilar el lugar!