Ferrosur no atiende demanda de retirar vallas: Juárez

A pesar del sinnúmero de peticiones realizadas ante las autoridades, las barreras de concreto en la vía ferroviaria de Apizaco no se han retirado y representan un alto riesgo para la integridad de los migrantes, lamentaron por enésima ocasión miembros de la organización civil Un Mundo una Nación.

Carla Patricia Juárez Peña, integrante de esta asociación, refirió que en algún momento surgieron rumores de que algunas de estas vallas habían sido retiradas por la empresa Ferrosur, sin embargo, no se había confirmado nada.

La activista señaló que van a continuar las solicitudes para que la empresa Ferrosur elimine estas barreras que atentan contra los derechos humanos de los migrantes que viajan en el tren y que en Apizaco realizan una parada para descansar.


En este tenor, Juárez Peña insistió en que este tipo de cons-trucciones dificulta el descenso de estas personas del tren, ya que pueden chocar contra ellas y lesionarse gravemente.

En su momento, la dirección estatal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó que no podía intervenir en este caso, debido a que la empresa Ferrosur tiene la concesión de este tramo de vía en el municipio de Apizaco.

Por otra parte, la activista social reconoció que ante las diversas situaciones a las que los migrantes centroamericanos se enfrentan durante su paso por tierras mexicanas, el estado de Tlaxcala es un lugar de destino para descansar.

Pero sobre todo para modificar su proyecto de viaje hasta la frontera norte con Estados Unidos, de ahí que muchos prefieren quedarse por un tiempo, ya que se les dificulta continuar.

Expuso que varios migrantes viven en la calle, ya que en el albergue La Sagrada Familia sólo pueden permanecer por un tiempo corto.
Dijo que un problema es que hay personas que se hacen pasar por migrantes para pedir dinero.