Familias migrantes demandan diálogo multilateral sobre la frontera México–EU

La Asamblea Popular de Familias Migrantes (Apofam) rechazó la intención del gobierno estadunidense que encabeza Barack Obama de militarizar la frontera de ese país con México y criticó la presunta omisión por parte de autoridades mexicanas para atender este asunto.

“Estamos convencidos de que es un tema que excede la competencia e intereses de Estados unidos y que el Ejecutivo mexicano, junto con la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), debe frenar la imposición de las medidas de separación física entre países”, expone la organización –fundada en Tlaxcala por Marco Castillo– a través de un comunicado.

Asientan que los familiares de migrantes en México están a favor de la legalización y del ejercicio pleno de derechos para los más de 6 millones de connacionales que viven sin documentos en Estados Unidos. Sin embargo, “consideramos indignante que se utilicen sus esperanzas para justificar la aplicación de tácticas de guerra en las fronteras –como los 125 kilómetros de muro, vigilancia aérea y 40 mil elementos policiacos que se pretende colocar en éstas”.


La Apofoam considera que una reforma migratoria sin enfoque de integración regional y de libertad de tránsito significa un retroceso para ciudadanos de toda la región Centro–Norteamérica y el Caribe, y advierte que mientras en el resto del mundo se están encontrando mecanismos para asegurar la movilidad humana en un marco de derechos, “los gobiernos de México y Estados Unidos siguen enfrascados en acuerdos criminalizantes que sólo promueven la discriminación y el miedo al otro, representado en la persona migrante”.

Por ello, sostiene que los migrantes retornados y deportados, así como las madres, padres, parejas, hijas e hijos de migrantes que conforman la Apofam, “exigimos al gobierno de México que responda a los más de 30 millones de mexicanos en Estados Unidos y a los más de 30 millones de familiares que vivimos en México rechazando esta y todas las legislaciones que ponen en riesgo los derechos de las personas migrantes en las fronteras de nuestro país. Solicitamos que se abran espacios de interlocución donde nuestra voz sea escuchada”.

Lamenta que no obstante que los migrantes han entregado su vida, trabajo y aprendizaje al desarrollo económico de México a costa de la separación familiar, “nuestras comunidades siguen siendo discriminadas, marginadas y acosadas por parte del crimen organizado y administradores públicos corruptos e ineficaces. Es nuestra demanda que se amplíen las condiciones para el ejercicio libre de los derechos, como la movilidad humana y la reunificación familiar, sin que ello implique el sacrificio de las libertades que quedan en la región”.




Leave a Reply

Your email address will not be published.