Falsas, 4 de cada 17 llamadas a la Cruz Roja: Sesín

Cuatro de cada 17 llamadas que recibe la Cruz Roja estatal son falsas, lo cual implica la erogación de recursos que de por sí son limitados, aseveró la presidente de esta institución, Martha Sesín Rosas, quien además informó que el 50 por ciento de accidentes vehiculares es originado por el uso de teléfono celular.
Asimismo, remarcó que otro de los principales factores que provoca un percance automovilístico es el consumo de alcohol, ya que además de ocasionar lesiones, causa la muerte.

La presidente afirmó que a pesar de la escasez de recursos y a las múltiples necesidades que enfrenta la institución, “no se cobra dinero en ningún accidente, pero sí en el traslado, 15 pesos por kilómetro”.

Sesín Rosas reiteró que la Cruz Roja “vive” de las aportaciones de la sociedad y que en el caso del gobierno estatal la colaboración es de 35 mil pesos para pagar combustible que consumen las unidades de las siete delegaciones cada mes.


Asimismo, aseguró que el organismo no enfrenta déficit, ya que las damas voluntarias y la Coordinación de Juventud recaudan fondos y que hay auditorías externas, así como de la sede nacional de la Cruz Roja. “Cada peso de la colecta está debidamente acreditado. A la fecha se lleva alrededor de 2.6 millones, pero la meta es de 4 millones”.

Reiteró que falta mucho equipo para atender accidentes, como collarines, vendas y otros, así como una unidad de rescate, la cual es imprescindible. Así lo dijo en entrevista luego de encabezar un reconocimiento que el Congreso local hizo a socorristas de esta institución.

Durante el acto oficial, el presidente de la delegación Cruz Roja Tlaxcala, Armando Mascareñas agradeció las aportaciones de la sociedad, pero dijo que se necesita más respaldo de los tres niveles de gobierno.

Apuntó que un paramédico no espera que le reconozca ni que le agradezcan el salvar una vida, pues cumple su función humanitaria en cualquier tipo de evento. Sin embargo, aprovechó para verter comentarios sobre la tragedia mortal de Natívitas, ocurrida en marzo de este año, debido a la explosión de cohetones durante una procesión.

“Prácticamente nos llegó la llamada de emergencia de rebote por la misma población, no por el 066 (Servicio de Emergencia), no sé qué pasó ahí. Nuestra respuesta fue de 14 minutos para llegar a la comunidad”.  A lo que Martha Sesín completó: “eso quiere decir que no estamos preparados en Tlaxcala para una emergencia… esos minutos fueron muchos, pero excelentes cuando hay contratiempos”.




Leave a Reply

Your email address will not be published.