Exigen OSC al gobierno detener plan de saneamiento de la cuenca Atoyac-Zahuapan

Justo a un año de la recomendación 10/2017, emitida por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) contra autoridades de los tres niveles de gobierno por la contaminación de la cuenca del Atoyac, no hay avance en el cumplimiento de esta, por lo que Organizaciones de la Sociedad Civil  (OSC) no descartan promover un amparo y recurrir al Senado de la República para que funcionarios públicos comparezcan.

Este miércoles 21 de marzo realizaron la Caravana por un Atoyac-Zahuapan con Vida, “toxitour de seguimiento”  a dicha recomendación,  para mostrar que no se han emprendido acciones reales de saneamiento en este afluente.

Tras insistir en que las autoridades solamente simulan, Alejandra Méndez Serrano, directora del Centro “Fray Julián Garcés”, demandó al gobierno de Tlaxcala que detenga el plan que anunció en fechas pasadas y que integre a las OSC al grupo interinstitucional encargado de elaborarlo.


En consecuencia, requirió la suspensión de inversiones y de todos los procesos para la realización de obras, supuestamente proyectadas para abatir la contaminación, hasta en tanto, no se haya creado un mecanismo adecuado de evaluación y verificación.

Precisó que las OSC exigen que se tomen medidas urgentes, “para detener ya los vertimientos de aguas residuales industriales y se apliquen las sanciones correspondientes a las empresas que no traten adecuadamente” sus desechos antes de descargarlos.

Asimismo, aseveró que las organizaciones solicitarán una audiencia pública con el presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, para evaluar los pasos a seguir “ante el flagrante incumplimiento”  a la recomendación 10/2017.

Octavio Rosas Landa, investigador e integrante del Centro Fray Julián Garcés, cuestionó que ni la Federación ni los estados de Puebla y Tlaxcala, así como los cinco municipios señalados,  hayan emprendido acciones, pese a que aceptaron la resolución de la CNDH, por lo que cometen “crímenes de lesa humanidad” .