Exigen alumnos y familiares a Enrique Peña Nieto que se presenten con vida a los 43 normalistas de Ayotzinapa

Padres de familia y compañeros de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Guerrero, desaparecidos desde el 26 de septiembre de 2014, presuntamente a manos de la delincuencia organizada, advirtieron que no cejarán en su exigencia para que el gobierno de Enrique Peña Nieto los presente con vida y se castigue a los culpables del hecho.

Afirmaron que mantendrán esta demanda, a pesar de que el Estado imponga la versión oficial de que los 43 normalistas fueron calcinados por la organización criminal de Guerreros Unidos, y pese a las calificaciones de revoltosos que se les han adjudicado a través de los medios de comunicación “tanto oficiales como amarillistas”.

La tarde de este jueves se celebró en el zócalo capitalino la Primera Jornada Informativa por Ayotzinapa, con la finalidad de dar a conocer a la población tlaxcalteca sobre los últimos acontecimientos del caso de la desaparición forzada de los 43 alumnos de la Normal Rural Isidro Burgos de Ayotzinapa, la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre pasado en el municipio de Iguala, Guerrero.


En su oportunidad, Omar García –sobreviviente de esa noche– y Mario César González Contreras, padre de César Manuel González Hernández, originario de Huamantla y uno de los 43 normalistas desaparecidos, afirmaron que nada los detendrá en la búsqueda de sus compañeros e hijo, respectivamente.

Omar García observó que este movimiento no fue ideado, sino producto de la situación y de ahí que en ocasiones hayan sentido que no han estado a la altura de las circunstancias, “como tampoco lo han estado las autoridades mexicanas, que a casi cuatro meses no nos han presentado con vida a nuestros compañeros”.

Consideró que México como país requiere de muchos cambios profundos, que deben ser impulsados por la misma gente, “sabemos que es un poco difícil, como asumir que no estamos acostumbrados a hacer algo. Lamentablemente, a pesar del gran despertar que significó el 26 de septiembre en la población mexicana, mucha gente sigue indiferente ante ello a la fecha”.

En tanto, Mario César González recordó las últimas conversaciones que tuvo con su hijo  el día de su desaparición y aseveró que a sus 50 años de edad, ha aprendido más en estos últimos cuatro meses que ha estado involucrado en la búsqueda de “mis 43 hijos”.

Lamentó que el pueblo de Tlaxcala se muestre indiferente a su exigencia de justicia y de falta de respaldo para la búsqueda de su hijo, pero aseveró que ello no lo detendrá en este propósito, pues “sé que está vivo”.

La jornada informativa fue organizada por el Comité Interuniversitario de Tlaxcala, y también contó con la participación del profesor de Filosofía de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Lutz Alexander Keferstein Caballero y el columnista de La Jornada, Pedro Miguel, quien resaltó que desde el pasado 27 de septiembre no ha pasado un día que no se haya realizado una manifestación en el país para exigir el esclarecimiento de este caso.

Informaron que por la tarde de mañana sábado se realizará una manifestación por este mismo motivo en la capital del estado.