Exige SNTE a autoridades concluir reparación de escuelas dañadas por sismo de 2017

A casi un año del sismo del 19 de septiembre de 2017, todavía persiste un número importante de escuelas de enseñanza pública básica de la entidad que resultaron dañadas por el fenómeno natural, reveló el secretario general de la sección 31 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Demetrio Rivas Corona.

Ante ello, el dirigente sindical urgió a las autoridades responsables concluir los trabajos de reparación en los planteles afectados, con la finalidad de que tanto alumnos como docentes y personal de apoyo tengan las condiciones propicias para desarrollar las actividades académicas.

En entrevista, Rivas Corona dijo tener reportes de la secundaria Técnica de Zacazontetla, municipio de Xaloztoc, del Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios (Cbtis) 211 de Tezoquipan, en Panotla, y en una primaria ubicada en el municipio de Zacatelco, donde todavía no concluyen las labores de reparación y construcción de aulas, aunque el número es mayor.


De acuerdo con información difundida por las autoridades después de la evaluación de los daños provocados por el sismo del 19 de septiembre de 2017, mil 104 planteles de educación pública resultaron con afectaciones en diversos grados, y cuya reparación requeriría de una inversión de más de 300 millones de pesos por parte de la Federación.

”Yo espero que a la brevedad ya pueda solucionarse esta parte, porque a un año de lo sucedido el 19 de septiembre sí salieron dañadas algunas instituciones educativas en su infraestructura. Hasta donde tengo conocimiento se bajó el recurso y tienen que ser terminadas estas obras en beneficio de los niños, pero sobre todo la seguridad para los alumnos, los padres de familia y a los trabajadores de la educación”, expuso Rivas Corona.

El dirigente del magisterio institucional confío en que las autoridades responsables en la entidad “puedan, en breve, dar cabal cumplimiento” a los trabajos de reparación de los planteles que aún faltan por atender.

Subrayó la necesidad de que las escuelas se encuentren en las mejores condiciones para que “se siga dando continuidad, como es prioritario en este gobierno, a la educación. La exigencia es, desde luego, porque el aprovechamiento es permanente, cotidiano, y si no estamos en condiciones de darle las oportunidades a los alumnos no sólo están en desventaja sino desprotegidos en estos tiempos de lluvia”, advirtió.

“Cada quien tiene su responsabilidad, el gobierno del estado, la Secretaría de Educación Pública, el llamado es que quien esté como responsable pueda acelerar (las obras), no solo para cumplir sino para dar la atención que merecen los trabajadores, los padres de familia y sobre todo los alumnos”, apuntó.