Exige René Juárez unidad y cohesión a militantes de PRI para ganar comicios

El pasado sábado, el dirigente nacional del PRI, René Juárez Cisneros sostuvo una reunión con estructuras seccionales de Tlaxcala. Foto:Alejandro Ancona/La Jornada de Oriente

El presidente del Comité Ejecutivo Nacional de PRI, René Juárez Cisneros pidió a la militancia priista del tricolor realizar una tregua a sus diferencias y salir unidos a trabajar en la recta final de esta contienda.

De paso, pidió a sus huestes y aliados salir a las calles para pedir a la gente que “se atemperen, que se tranquilicen”, porque consideró que “un minuto de ira y odio” que se toma el electorado para emitir su sufragio puede llevarnos a “seis años de arrepentimiento”.

El pasado sábado, en un acto con estructuras seccionales de Tlaxcala, así como ex mandatarios de otras entidades, como el de Tamaulipas, Manuel Cavazos Lerma y el actual titular gobernador de esta entidad, Marco Antonio Mena Rodríguez, el líder nacional del tricolor urgió a los suyos a olvidar las afrentas y diferendos, pues afirmó que solo unidos podrán salvar la adversidad de esta contienda electoral.


“Es necesario que salgamos unidos,  evitar confrontaciones internas, salgamos unidos porque el adversario está afuera, además porque unidos nadie nos gana y tenemos garantizar la victoria, debemos entender que en este momento crucial, México nos necesita unidos…hagamos una tregua si hubiera diferencias olvidémonos, pero debemos ganar el 1 de julio, para que gane México y Tlaxcala”, espetó.

Además, instó a sus correligionarios defender a propuesta del PRI y de todos los candidatos de la coalición que integran con PVEM y Nueva Alianza, ya que alertó que los mexicanos deberán decidir entre a improvisación y el odio con la capacidad y el proyecto de desarrollo de la nación.

“Vamos  a ganar porque nos asiste la razón, porque  la razón y la templanza tendrán que superar a la improvisación, porque un minuto de odio y de inconformidad e irritación social nos puede llevar a seis años de arrepentimiento, digámosles que mejor nos tranquilicemos y pidamos a la gente que se serene porque lo que está en juego es el destino de la nación”, reiteró antes de lanzas loas a su abanderado, José Antonio Meade Kuribreña.

Más tarde, en entrevista, el líder nacional de PRI reiteró la necesidad de consolidar la unidad entre a militancia de Tlaxcala y de país,  ya que “tenemos que ir consolidando la unidad. No hay unidad perfecta, ni aquí ni en ningún lado del mundo, ni en ningún partido. Pero las diferencias se procesan con madurez, con generosidad, y yo creo que en Tlaxcala tenemos un líder quien conduce los destinos de Tlaxcala con certeza, con certidumbre, que es Marco Mena, el gobernador del estado.

No obstante, reconoció que esta contienda electoral es “muy dura y muy complicada, pero confió en que “podemos ganar la presidencia de la República, sin descalificar a nadie y sin descalificar ninguna encuesta, de ninguna medición y de ninguna naturaleza”.