Ex director de la Policía Acreditable denuncia por la vía penal a la ex procuradora

El ex director de la Policía Estatal Acreditable (PEA) de Tlaxcala, Jorge López Pérez reveló que presentó denuncia penal el pasado 7 de abril en contra de Alicia Fragoso Sánchez, ex titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), con el argumento de “manipular” las instituciones e incurrir en actos de tortura para inculpar a siete integrantes en ese entonces de dicha corporación en la comisión de secuestros exprés en enero de 2015.

Dicha denuncia también incluye al ex subprocurador Víctor Pérez Dorantes y a varios comandantes, entre ellos Mario Herrera Juárez y Víctor Cañas, de acuerdo con lo dado a conocer este martes en una conferencia de prensa ofrecida por Jorge López, quien estuvo acompañado de los litigantes Juan Carlos Carmona y Eduardo Pretelín Elizar, además de los ex oficiales Patricia Aguilar Hernández y Efrén Rodríguez.

El ex director de la Policía Estatal Acreditable señaló a Víctor Pérez de ordenar la tortura y a Alicia Fragoso de ser la actora intelectual de las detenciones. “La ex procuradora engañó al gobernador (en ese entonces Mariano González Zarur) y ahora tendrá que pagar las consecuencias conforme a la ley y conforme a Derecho”, sentenció.


El ex director de la PEA refirió que la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) emitió la recomendación CEDHT/CVG/06/2016 a la Secretaría de Gobierno (Segob) y a la PGJE que ampara la exoneración de los siete ex policías acreditables de esos delitos, por lo que exigió castigo a quienes imputaron de manera falsa a estas personas.

Estas personas solicitaron al gobierno de Marco Antonio Mena Rodríguez que acepte la recomendación de la CEDH y se cumpla lo establecido en la misma en un término de 30 días y no se le dé carpetazo a este asunto.

En tanto, el abogado Juan Carlos Carmona detalló que la recomendación de la CEDH establece que se les pague a los afectados los salarios caídos de los más de dos años que estuvieron privados de su libertad, las prestaciones de ley y que se deje en libertad a la única persona que sigue recluida en el Anexo Femenil de Apizaco.

Los abogados señalaron que las sentencias de los juzgados y del tribunal colegiado amparan la inocencia en de los cuatro delitos de secuestro y de robo que se les imputaba a los ex elementos policiacos, después de estar poco más de dos años privados de su libertad, sin percibir ingreso alguno y tener gastos de la defensa jurídica.