Continúan trabajos de reparación en escuelas dañadas por el sismo de 2017: SEPE

A 11 meses del sismo de septiembre de 2017, los trabajos de reparación de planteles que resultaron con daños mayores todavía continúan, pese a ello, el titular de la Secretaría de Educación Pública del Estado (SEPE), Manuel Camacho Higareda aseguró que el inicio del ciclo escolar 2018-2019 será “sin interrupciones ni dificultades”.

El funcionario no precisó el número de escuelas donde aún se realizan dichos trabajos, pero confió en que el ciclo escolar 2018-2019 –cuyas actividades inician formalmente mañana lunes–será igual o más exitoso que el 2017-2018. Es de recordar que el sismo de septiembre pasado provocó daños en diversos niveles a mil 04 planteles de educación básica pública.

“Estamos todavía trabajando en algunas escuelas que sufrieron afectaciones, pero eso no ha impedido que las actividades académicas educativas continúen de manera normal, recuerden que en aquellos casos donde fue necesario se implementaron aulas temporales, y los jovencitos aún siguen trabajando en esos espacios, pero les ha permitido llevar una actividad normal. Comenzaremos este nuevo ciclo sin interrupciones y sin dificultades”.


Aseguró que el trabajo de reparación que se hace tiene un avance importante, aunque “todavía se está trabajando en aquellas escuelas que sufrieron un daño que requirió reconstrucción parcial y también se está trabajando en aquella escuela que requirió construcción total, las escuelas que sufrieron daños menores ya fueron reparadas en su totalidad. Obviamente el grado de daño reclama una atención con temporalidad distinta, por eso es que seguimos trabajando con algunas de daños medios y aquellas de construcción total”, expuso.

Camacho Higareda comentó que sobre el recurso aplicado en estas obras debe ser informado por el Instituto Tlaxcalteca de Infraestructura Física Educativa (ITIFE), que es la instancia responsable de ejecutar los proyectos.

En el caso del Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios (Cbtis) 211, donde uno de sus edificio debió ser demolido por los daños del sismo, indicó que la construcción del nuevo inmueble está en marcha y “esperamos que antes de que concluya este año ya tengan el edificio terminado”, en tanto los alumnos continuarán recibiendo clases en aulas temporales que les fueron proporcionadas por la Secretaría de Educación Pública (SEP) federal.

Por otro lado, el funcionario estatal aseguró que la SEPE está lista para recibir a los alrededor de 280 mil estudiantes de enseñanza básica pública y de escuelas normales. “El número de inscritos fluctúa porque algunos se registran, otros se dan de baja otros más se inscriben días después, el caso es que estamos listos para recibir a la cantidad de jóvenes que habrán de inscribirse para el ciclo 2018-2019.

Apuntó que tiene confianza en que se repita el éxito que alcanzó el subsistema de enseñanza básica pública estatal el periodo anterior. “Así como fue de exitoso el ciclo 2017-2018 tenemos la confianza de que habrá de ser igual o más exitoso el ciclo 2018-2019”.