ESCRUTINIO Y CÓMPUTO

Este miércoles las miradas estarán  puestas en las sesiones de los consejos municipales y distritales que habrán de realizar el escrutinio y cómputo que pueden cambiar algunos de los resultados, dado el pésimo trabajo del Sistema de Acopio de Resultados de la Jornada Electoral (SARJE).

En la historia de las elecciones locales es la primera vez, desde que se instauraron los sistemas de información preliminar, que el Instituto Electoral de Tlaxcala (IET) no puede con el paquete por la falta de planeación, previsión y capacidad de respuesta.

El que la ciudadanía conozca la información que aporta cada una de las actas de las mesas de casilla permite perfilar tendencias para anticipar los candidatos que emergerán como triunfadores y calmar los ánimos de los contendientes.


Las sesiones para realizar la contabilidad de los votos para darle validez legal a los resultados se había convertido en un evento de confirmación, pero ahora en esta elección recuperan la categoría de determinantes estas mesas de trabajo.

El SARJE, que de forma tardía proporcionó la información, se olvidó de un detalle de referencia de vital importancia: ubicar el número total de las actas que se contarían para saber el avance y asumir el resultado como preliminar o definitivo.

Hasta el día de hoy, la página del SARJE del IET anota en la parte superior que: “Porcentaje de Actas Computadas para Elecciones de Diputados y Ayuntamientos: 90%”, lo que significa que resta un 10 por ciento que puede  modificar algún resultado.

Los consejos distritales y municipales asumen, hoy, la autoridad que de alguna manera le habían quitado los sistemas de información preliminar, y hoy los únicos datos ciertos de la elección serán los que se canten ahí.

Esperemos, por el bien de todos, que las instalaciones donde sesionarán los consejos distritales y municipales cuenten con la vigilancia suficiente a fin de evitar presiones, como las que se intentaron en el Consejo General la noche de la elección.




Leave a Reply

Your email address will not be published.