Escasez de fondos retrasa remodelación del albergue para migrantes

Debido a la restricción económica que el albergue para migrantes “La Sagrada Familia” enfrenta, la remodelación se ha retrasado, informó Sergio Luna Cuatlapantzi, director de la organización civil Un Mundo una Nación (UMUN).

Señaló que este plan registra “un poco” de demora, porque esta casa opera con recursos “muy limitados”. En días pasados –agregó- se presentó un avance del proyecto arquitectónico y se prevé que antes de que culmine el primer cuatrimestre del presente año podría estar concluido.

Para poder llevar a cabo la remodelación se requieren fondos –enfatizó-, así como para tramitar permisos; muchas de estas situaciones las cubrimos con aportaciones voluntarias de personas que se acercan y ofrecen sus servicios de manera gratuita, como es el caso de uno de los arquitectos. “Vamos poco a poco”.


Anotó que la inversión se definirá una vez que se cuente con el proyecto arquitectónico terminado y se dará a conocer a la sociedad, para tratar de involucrarla en el mejoramiento de este albergue ubicado en Apizaco, el cual brinda ayuda humanitaria.

A finales del año pasado, Un Mundo una Nación reportó que de octubre de 2010 a octubre de 2017, esta casa atendió a 33 mil 570 migrantes, aunque existe otra cifra que por circunstancias diversas no se asienta en el registro, por lo que el número podría ser de aproximadamente 42 mil.

Debido a la demanda por parte de esas personas, el servicio se multiplica. Cuando arriban 30 mil personas, significa proporcionar aproximadamente 90 mil comidas, indica.

La mitad de aportaciones “pequeñas” proviene de la comunidad y el resto de agencias de cooperación internacional como Cruz Roja, la cual apoya con el servicio telefónico gratuito, a través del Programa de Restablecimiento del Contacto entre Familiares.

La Agencia de la Organización de Naciones Unidas para Refugiados (Acnur) brinda orientación, material y equipo para difusión de información; el Fondo Noruego para los Derechos Humanos ha financiado un proyecto económicamente mediante un monto de 185 mil 541.70 pesos y la agencia alemana AWO, con 86 mil 952.72, señaló UMUN en un  informe presentado en 2017.

El Centro Antonio Montesinos aportó 30 mil pesos, y el Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), 173 mil. Desde entonces, la organización anunció que la agencia AWO apoyaría en el proyecto para remodelación del albergue, con cerca de 100 mil pesos, y la Fundación Sertull había mostrado interés.