ENEMIGOS DE LA CIUDAD CAPITAL: LADRONES Y POLICÍAS

Enemigos de la ciudad

Enemigos de la ciudad de Tlaxcala. Los ladrones de partes automotrices se han convertido en la peor epidemia que padece la capital del estado. No hay un lugar público que sea seguro para dejar un vehículo.

Junto a un pequeño negocio de pozole en el Boulevard Revolución. Un viernes por la noche, una familia entra a cenar. No tarda más de 40 minutos, cuando salen, ¡su auto se encuentra sin las dos llantas del lado izquierdo!.

Una maestra tiene la necesidad de utilizar los servicios de una impresora y empastadora de libros. El negocio se ubica en la avenida Independencia. Estaciona sobre la calle su camioneta –a las 12 horas del día.. En 30 minutos le vuelan las dos llantas que dan a la banqueta.


Un maestro visita a sus padres en la colonia Loma Xicohténcatl. Conoce a los vecinos, pues creció ahí. Llega a las 8 de la noche en una camioneta. Se tarda alrededor de dos horas platicando. Al salir descubre que ¡su vehículo no tiene una sola llanta!

Lo curioso del caso es que, en los negocios que están a lo largo del Boulevard Guillermo Valle, preguntan al cliente dónde dejó su auto, para indicarle que lo cambie, porque “solo en este mes les han robado las llantas a 20 vehículos ”.

Una de las promesas que hicieron los candidatos a ocupar la presidencia municipal fue la seguridad pública, prometieron cámaras de vigilancia, más policías, etc. Lo que ha tenido un impacto contrario a lo que se esperaba.

Los policías se han convertido también en un problema. Dado que la comandancia estatal y municipal se encuentran en las calles de Xicohténcatl y Lardizábal. utilizan estas como estacionamiento. Porque las camionetas y patrullas invaden el río vehicular y las banquetas.

En los días de clase o de operativos, es casi imposible transitar hacia el centro de la ciudad. Para qué quieren más enemigos de la ciudad, con los ladrones y policías tienen.