En rezago educativo, tres de cada 100 tlaxcaltecas mayores de 15 años

Aunque Tlaxcala se encuentra por debajo de la media nacional en rezago educativo, con el 2.8 por ciento de su población mayor de 15 años en este supuesto, el gobernador Marco Antonio Mena Rodríguez reconoció que actualmente tres tlaxcaltecas de cada 100 en ese rango de edad no saben leer ni escribir o no han concluido el nivel básico.

Ante ello, el mandatario estatal subrayó la necesidad de que su administración disminuya ese indicador, pues detrás de cada persona mayor de 15 años que logra salir del rezago educativo “hay una familia, hay un principio, hay un sentimiento y hay una comunidad” que busca mejorar sus niveles de vida.

Mena Rodríguez expuso lo anterior durante el evento de entrega simbólica de 164 constancias de alfabetización y 350 de primaria y secundaria a igual número de personas de diversos municipios, que se celebró este miércoles en el parque municipal de Tlaxco.


En dicho acto, el director general del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA), Gerardo Molina Álvarez dio a conocer que, con base a información actualizada, el índice de rezago educativo en Tlaxcala es de 2.8 por ciento de su población mayor de 15 años, es decir por debajo de la media nacional que es de 4.26 por ciento de personas en ese rango de edad.

El funcionario federal hizo un reconocimiento a este logro y consideró que la experiencia y colaboración del equipo de trabajo del Instituto Tlaxcalteca para la Educación de los Adultos (ITEA) podría coadyuvar a reducir el porcentaje de población analfabeta y que no ha logrado concluir su primaria y secundaria en el país.

Mena Rodríguez recordó que mientras en 2017 cuatro de cada 100 tlaxcaltecas mayores de 15 años se encontraba en rezago educativo, en el presente año la cantidad es de “menos de 3 personas de cada 100. Eso en términos nacionales e internacionales ya puede considerarse como un número mínimo” de personas analfabetas o sin educación básica.

Si bien destacó la labor que realiza el ITEA en esta materia, consideró que el reconocimiento debe hacerse a las personas mayores por demostrar con su ejemplo y esfuerzo a generaciones de su edad o de menores que pueden aprender a leer y escribir y concluir su instrucción básica.

“Tenemos que llegar a mejores números porque detrás de cada número no solamente hay una persona como don Sabino (de 84 años de edad y originario de Zacatelco, quien recibió este martes su constancia de secundaria terminada) hay una familia y hay un principio, hay un sentimiento y hay una comunidad, no solamente vemos números para que puedan mejorar nuestras estadísticas, lo que queremos es ver cómo mejoran esas vidas”, asentó.

Observó que a diferencia de años atrás, ahora en la entidad existen diversas opciones para que la población tlaxcalteca pueda cumplir con su educación básica, media superior y superior, y para quienes ya rebasan la edad para acudir a la enseñanza formal se encuentran los servicios de alfabetización y primaria y secundaria del ITEA.

En tanto, el director general del INEA, Gerardo Molina resaltó el esfuerzo que hicieron las poco más de 500 personas que recibieron sus constancias este miércoles, pues observó que si no lograron concluir su instrucción básica en la edad reglamentaria fue por situaciones sociales, económicas o educativas de sus padres que los obligaron a ello.

Empero, también los exhortó a que continúen con sus estudios y, sobre todo, a ejercitar la lectura y la escritura porque, de acuerdo con estudios, si no se practican en ocho meses se pueden olvidar esas habilidades. “Vamos a darle todos los días a leer libros a escribir una receta de cocina que es una base importante para dominar este proceso”, animó.

Asimismo, resaltó el ejemplo que dan a las nuevas generaciones sobre la importancia de la educación, pues “es un hecho que una madre alfabetizada, y el 60 por ciento de los educandos son mujeres, garantiza que sus hijos puedan continuar uno o dos niveles educativos más adelante que la madre”.

Refirió que al inicio de la administración del presidente Enrique Peña Nieto vivían en México más de 33 millones de personas mayores de 15 años en rezago educativo, y el índice de analfabetismo era de 6.1 por ciento en todo el país; actualmente, reveló, hay estados que registran dos dígitos de porcentaje de personas que no saben leer ni escribir.

“El rezago educativo es muy importante y una meta histórica es llegar al 4 por ciento analfabetismo. La Unesco en diferentes momentos de su historia ha establecido que para que un país sea declarado libre de analfabetismo debe llegar al 4 por ciento”, comentó.

Informó que en estos momentos, el porcentaje de personas mayores de 15 años analfabetas es de 4.26 por ciento y la intención es cerrar la administración federal con el 4 por ciento.

Antes, el director general del ITEA, José Javier Sánchez Vázquez informó que la entrega de constancias de alfabetización y de educación básica de este martes forma parte de la Campaña Nacional de Alfabetización y Abatimiento del Rezago Educativo 2018.

Comentó que el instituto que encabeza aplicó acciones que contribuyen a disminuir el índice de rezago educativo en la entidad y en el país. Abundó que este trabajo se realiza a través de siete coordinaciones de zona, 42 plazas comunitarias y 900 círculos de estudio que operan en el territorio tlaxcalteca.

Indicó que en estas estrategias participan instituciones gubernamentales y educativas tanto de la entidad como federales, así como fundaciones y asociaciones civiles